Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ERC denuncia una pactada sincronización entre El País y El Periódico para dosificar las exclusivas sobre sus cuotas a altos cargos de la Generalitat

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los republicanos están convencidos de que existió un pacto entre El País y El Periódico de Cataluña para atacar a ERC por el cobro de cuotas a trabajadores de la Generalitat. Durante tres días, las cabeceras sincronizaron los nuevos datos que PSC e ICV iban filtrando. Los republicanos sostienen que pactaron sacarlos a la vez y no “pisarse” las exclusivas que ambos periódicos custodiaban.

El día de autos fue el pasado sábado 25 de marzo. El País arrancaba con la siguiente información: ERC exige cuotas a trabajadores de la Generalitat para mantenerles en su puesto. Curiosamente, El Periódico de Cataluña abría también a la par con una información similar: ERC amenaza de despido a empleados del Govern, afiliados o no, si no pagan.   Más casualidades. El domingo 26 de marzo ambas rotativas ofrecieron informaciones exclusivas sobre el mismo caso y, una vez más, explican desde ERC, los nuevos datos que aportaban eran similares.   –El País: ERC insta a empleados de la Generalitat a inscribirse como simpatizantes del partido. –El Periódico de Cataluña: ERC ficha como amigos a empleados del Govern no afiliados para cobrarles.   El lunes 27 de marzo, la dinámica volvía a repetirse: nuevas revelaciones y las mismas aportaciones en cuanto al contenido, en los dos periódicos.   –El País: ERC amenaza con la destitución a sus altos cargos si encubren a quien no pague la cuota. –El Periódico de Cataluña: ERC votó que encubrir a los que no paguen conlleve despido.   Así las cosas, en ERC piensan que han quedado en evidencia las “excelentes relaciones y la fluida comunicación”que existe entre las cabeceras del Grupo Prisa y Zeta. Sobre todo –añaden- cuando se trata de orquestar campañas contra los republicanos catalanes.