Viernes 25/07/2014. Actualizado 17:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Política

El General Blas Piñar Gutiérrez se encuentra en arresto domiciliario por enviar una carta a Félix Sanz Roldán y otros 34 Generales. Vea el texto.

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Félix Sanz Roldán, ha ordenado el arresto domiciliario del General Blas Piñar Gutiérrez por una misiva en el que le traslada su sentir. El escrito fue remitido además a 34 Generales.

Según fuentes del Ministerio de Defensa consultadas por El Confidencial Digital, la carta tiene como destinatario el JEMAD, y también ha sido remitida a 34 Generales de Ejército y Tenientes Generales.

La respuesta de Sanz Roldán cuando tuvo conocimiento del texto fue ordenar el arresto domiciliario inmediato durante un mes del General en la reserva Blas Piñar Gutiérrez, hijo del dirigente de Fuerza Nueva durante la transición que lleva su mismo nombre.

Según las mismas fuentes, el actual Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), Carlos Villar Turrau, ha sido quien ha llevado a cabo la orden de Sanz Roldán. Se apunta además que el responsable del Eurocuerpo, Pedro Pitarch, ha participado en la sanción al General de Brigada de Infantería.

En la misiva –pinche aquí para leer el escrito completo- fechada en la segunda quincena de enero de este año, Piñar explica que ha estado intentando durante dos años y medio su pase a la situación de reserva de forma voluntaria. Su petición no fue atendida, por lo que se muestra “profundamente decepcionado del Ejército”.

Además, en el encabezamiento de la carta advierte que “no me ha extrañado, pues desde hace tiempo y de forma progresiva, la cúpula militar ha optado, en temas mucho más importantes y transcendentes, por lavarse las manos o aplicar la política del avestruz. Hemos “conseguido” una institución no sólo ciega, sorda y muda, sino además insensible, sumisa y desvertebrada”.

Estas son algunas de las afirmaciones por las que el General ha sido sancionado con un mes de arresto domiciliario:

-- “Profesionalmente, en estos últimos cinco años, me he sentido infrautilizado y excluido, no he recibido la mínima consideración formal exigible, y he carecido del apoyo y la defensa que cabía esperar de mis jefes”.

-- “En realidad han sido mi nombre y apellido, de los que me siento profundamente orgulloso, la explicación evidente del trato recibido”.

-- “El amor a España, nuestra historia, la bandera, el juramento sagrado, el reconocimiento a nuestros héroes, el honor, la lealtad, la responsabilidad, el sacrificio, el compañerismo, nuestras ordenanzas…todo parece difuminado, silenciado, sometido a interpretaciones oportunistas, disimulado en escritos, declaraciones o discursos excesivamente acomodaticios y contemporizadores”.

-- “Me llevo el reconfortante bagaje de las innumerables compensaciones que el ejercicio diario de la milicia te proporciona, y sin las cuales no tendrían explicación estos últimos años de dedicación y esfuerzo, a pesar de las adversas circunstancias”.

-- “Me seguiré esforzando por mantener la esperanza de que el Ejército quiera, sepa y pueda reaccionar antes de que sea demasiado tarde para España. La responsabilidad es vuestra. Para entonces, si esto ocurriera, podéis contar conmigo en el puesto de mayor riesgo y fatiga, donde de nuevo me tendréis a vuestras órdenes”.

-- Y concluye el escrito con su firma y un “¡VIVA EL EJÉRCITO! ¡VIVA SIEMPRE ESPAÑA!”.

Hay que recordar que no es la primera vez que Blas Piñar es sancionado. Cuando era capitán, en 1981, fue arrestado dos meses por firmar el conocido como ‘Manifiesto de los 100’. Blas Piñar y otros ocho mandos de los cien firmantes fueron expedientados por promover un acto colectivo de indisciplina. Cuatro años más tarde, la Audiencia Nacional ordenó que se les volviera a situar en sus anteriores destinos por los que habían sido separados de manera forzosa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·