Sábado 20/12/2014. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

Política

Griñán firmó un acuerdo de subvenciones por cinco años con los sindicatos tres días antes de la imputación del ex dirigente de UGT Juan Lanzas

José Antonio Griñán ha decidido mantener intactas sus relaciones con los sindicatos a pesar del caso de los ERE. El presidente de la Junta se reunió con los líderes regionales de CCOO y UGT, implicados en la trama, para pactar un nuevo plan de subvenciones. El acuerdo se firmó tres días antes de la imputación de Juan Lanzas.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el Gobierno autonómico y las dos principales centrales sindicales han llegado a un pacto para renovar las subvenciones de la Junta durante cinco años más, anticipándose así al fin del acuerdo de ayudas públicas que finalizaba el próximo mes de mayo.

El acuerdo se alcanzó la semana pasada, tan solo tres días antes de que fuera imputadoJuan Lanzas, ex dirigente de UGT, y uno de los principales implicados en la trama de los ERE en Andalucía.

José Antonio Griñán, que está al tanto de las investigaciones de la juez Alaya, conocía que los nombres de Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, actuales líderes regionales de UGT y CCOO respectivamente, figuraban en los informes de la magistrada como los dirigentes de una asociación que cobraba los ERE, pero siguió adelante con el pacto.

El presidente andaluz tampoco rompió el pacto después de conocerse la imputación de Lanzas, ya que dio por válida la explicación de UGT, que aseguró que el acusado no pertenecía al sindicato desde el año 2002.

“No va a romper con los sindicatos”

Dirigentes del PSOE andaluz explican a ECD que José Antonio Griñán no tiene ningún tipo de intención de romper su relación con CCOO y UGT: “Se lleva muy bien con sus dirigentes y les ha valido sus explicaciones, aunque sí le gustaría aclarar si Lanzas contaba con la colaboración de alguien de UGT durante los años de los ERE”.

No obstante, el presidente de la Junta no va a exigir ninguna investigación interna, del mismo modo que ha rechazado llevarla él a cabo a nivel interno en el PSOE.

Las fuentes consultadas explican que Griñán “considera que no es su competencia. Cree que el único que podía saber qué estaba pasando es José Antonio Viera, al haber sido secretario general del partido en Sevilla, pero la relación con él está rota y no van a hablar”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad ·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·