Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Mariano Rajoy no tiene miedo a que alguien le ‘mueva la silla’. No ha detectado conspiraciones: nadie se postula para sustituirle en el próximo congreso del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy se siente tranquilo al frente del PP y del Gobierno. Está convencido de que nadie se presentará como rival suyo en el próximo congreso del partido, que se celebrará en dos años. Además, tiene claro que será él quien encabece la lista electoral para las generales de 2015.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el presidente del Gobierno y del Partido Popular se ve con fuerzas para agotar esta legislatura al frente del Ejecutivo y presentarse como candidato en los comicios de 2015, y no cree que se vaya a encontrar con ningún tipo de impedimento para ello.

Dirigentes del PP explican a este diario que “Rajoy está convencido de que tiene asegurada la reelección como presidente del PP en el congreso que el partido celebrará en dos años, ya que no ha observado ningún tipo de movimiento en su contra, y no hay nadie ahora que quiera moverle la silla”.

Una vez confirmada su continuidad dirigiendo PP, el actual presidente del Gobierno “empezará a preparar las generales del 2015, ya que su idea es estar dos legislaturas al frente del Ejecutivo”.

La sucesión no se planteará hasta dentro de cinco años

Las fuentes consultadas por ECD aseguran que “nadie en el partido está pensando en la sucesión de Mariano Rajoy, ni tampoco el presidente está en ese tema a día de hoy”.

No obstante, el jefe del Ejecutivo “ya comentó en alguna ocasión que, de volver a gobernar en 2015, esperaría a mitad de esa legislatura para plantearse su futuro, abriendo la puerta a un posible cambio de aires en la dirección del partido y a una nueva cara como cabeza de lista en los siguientes comicios”.

Así las cosas, “la sucesión de Rajoy es algo que no se va a tocar en los próximos cinco años aproximadamente, según los cálculos que ha hecho el propio presidente. Si todo va bien y nadie empieza a moverse, lo más seguro es que sus pronósticos se cumplan”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·