Miércoles 18/10/2017. Actualizado 12:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El PP optó por negociar el pacto por la presidencia de la UE con Elena Valenciano y no con el Gobierno para evitar escollos como el tema de Cuba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pacto por la presidencia de la UE es el segundo gran pacto PP-PSOE en esta legislatura, tras el acuerdo sobre las reformas del sistema financiero. El PP no negoció con el Gobierno sino con el PSOE para, entre otras cosas, evitar el tema de Cuba.

Según fuentes de la comisión negociadora, los dos meses de negociaciones han servido para albergar un gran pacto que ha pasado de los dos folios iniciales a los casi veinte de que finalmente consta. El tono de las reuniones ha sido siempre positivo, por la cercanía habida en torno a los asuntos de la Unión Europea por parte de los miembros del PP y del PSOE que han intervenido: entre otros, Jorge Moragas y Miguel Arias Cañete por los ‘populares’, y Elena Valenciano, Ramón Jáuregui y Juan Moscoso del Prado por parte de los socialistas.  

Según ha sabido El Confidencial Digital, en el Partido Popular no han faltado voces críticas para señalar la inconveniencia de negociar con Elena Valenciano –encargada de las relaciones internacionales del PSOE- y no reunirse directamente con miembros del Gobierno como el ministro Moratinos o el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido. La crítica consistía en que dicha negociación implicaba sumisión y era de bajo nivel, al ser fuera del ámbito del Gobierno.  

Fuentes ‘populares’, sin embargo, comentan a El Confidencial Digital que, además de ser voluntad explícita de Mariano Rajoy, la vía parlamentaria era necesaria tanto por cuestiones de forma como para luego controlar y exigir al Gobierno en las Cortes. Se trataba de “no hacer un ring de la presidencia de la Unión Europea” y de “mostrar sentido de Estado”. Además, de negociar directamente con el Gobierno, el tema de Cuba hubiera imposibilitado el pacto pues tanto PP como PSOE tienen posiciones encontradas. Con el pacto como marco, según las fuentes aludidas, se insta al Gobierno a líneas de acción concretas. Por eso se ha excluido del acuerdo el tema de Cuba: simplemente no se contempla.  

Al acuerdo PP-PSOE se ha sumado finalmente CiU. En el pleno del Congreso de este martes, cuando el pacto estaba “cerrado al 95%” según fuentes parlamentarias, los negociadores del acuerdo, el ‘popular’ Jorge Moragas, la socialista Elena Valenciano y el convergente Jordi Xuclà debatían informalmente sobre el pacto en el patio del Congreso.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·