Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Leire Pajín niega que la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional vaya a discriminar a las ONG católicas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No hay directrices dirigidas a discriminar o reducir la aportación de la Administración a las ONG de corte católico. La socialista Leire Pajín, a través de un portavoz oficial, ha negado categóricamente a El Confidencial Digital la existencia de alguna medida en este sentido desde su departamento. La actitud de Caritas en Sri Lanka tras el tsunami ha sido puesta como ejemplo de profesionalidad.

No hay directrices dirigidas a discriminar o reducir la aportación de la Administración a las ONG de corte católico. La socialista Leire Pajín, a través de un portavoz oficial, ha negado categóricamente a El Confidencial Digital la existencia de alguna medida en este sentido desde su departamento. La actitud de Caritas en Sri Lanka tras el tsunami ha sido puesta como ejemplo de profesionalidad.

 

Por tradición y por número, la Iglesia Católica es considerada por muchos como la primera ONG española. Una ONG que abarca todos los campos posibles, desde la cooperación hospitalaria hasta la educativa, tanto en nuestro país como más allá de nuestras fronteras.

 

Habida cuenta de este papel, juzgado como muy benéfico desde diversas instancias, los gobiernos han establecido convenios de colaboración con entidades eclesiales de corte religioso o laico para la ayuda al desarrollo de diversos países.

 

Pues bien, según algunas voces próximas a la Secretaría de Estado de Cooperación Internación, existiría una “voluntad política” dirigida a reducir “muy sustancialmente” el apoyo de la Administración a estas actividades. Así lo estaría planeando la responsable del departamento, Leire Pajín, y el gabinete que le acompaña en sus funciones.

 

Desde el Ministerio se niega la mayor. No existe, dicen, ninguna directriz dirigida a discriminar ninguna organización religiosa, que seguirán recibiendo las subvenciones pertinentes que les permitan seguir realizando su labor.

 

“Estas instituciones –explica un portavoz de la secretaría de estado- son referentes de primer orden para el Estado. Nosotros no jugamos con el hambre por motivos políticos sino que seguimos exclusivamente criterios profesionales. En este sentido, estamos muy satisfechos, por ejemplo, con la actitud de Caritas en Sri Lanka tras el tsunami, donde respondieron a la perfección y estuvieron totalmente apoyados por nosotros”.

·Publicidad·
·Publicidad·