Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los dos rechazan el artículo 135 de la Constitución

Pedro Sánchez se echa en brazos de Rubalcaba

Ante las distancias marcadas por Susana Díaz, Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfonso Guerra... Le llama, le consulta y se han visto en alguna ocasión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se está acercando al ex líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Según explican fuentes socialistas, ha intensificado los contactos con el ahora profesor universitario, que es el único líder del partido que ha coincidido con él en su apuesta por dar marcha atrás sobre el artículo 135 de la Constitución.

Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba. Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pedro Sánchez busca en el ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, el apoyo perdido de otros pesos pesados del partido socialista. De acuerdo con las fuentes consultadas, el actual líder de Ferraz ha intensificado los contactos con el ahora profesor universitario hasta el punto de que se ha convertido en su único defensor entre los históricos.

“Han restablecido la comunicación después de la batalla por la secretaría general de julio. Rubalcaba apoyó a Eduardo Madina a tope, con Elena Valenciano de brazo ejecutor, pero ahora poco a poco ha dado un giro y vuelve a influir en Sánchez”, explican fuentes socialistas.

“Las consecuencias de esos contactos entre ambos son dos. Primero, que Sánchez ha decidido poner de número dos del equipo que va a hacer el programa electoral a un hombre de Rubalcaba, José Enrique Serrano”, aseguran estas fuentes.

En efecto, en una reunión en Burgos a finales de noviembre, el líder del PSOE dio a conocer los nombres del equipo que hará el programa electoral del partido. La coordinadora será la diputada catalana Meritxell Batet, pero de vicecoordinador y número dos estará Serrano. “Es cierto que fue jefe de Gabinete de Zapatero, pero Serrano es un hombre muy cercano a Rubalcaba. Más que a Zapatero”, aseguran fuentes conocedoras de la situación.

Reforma de la reforma

La segunda consecuencia de esta nueva relación “son las palabras de Rubalcaba sobre la reforma del artículo 135 de la Constitución. Demasiada coincidencia, ¿no?”, explican estas fuentes.

Rubalcaba, en una entrevista el sábado en un suplemento del diario ABC, respondió así ante la pregunta genérica “¿Qué hizo que se vio obligado a hacer y no le gustó?”: “La reforma de la Constitución. Tuve que defenderla. Ni me gustaba ni creía que fuera buena”.

Ante la repregunta “¿Se intentó plantar?”, Rubalcaba contestó: “La cambié. La modificamos mucho, pero no podía. Si yo hubiera dicho que no a la reforma, el grupo parlamentario me hubiera podido seguir y Zapatero tendría que haber dimitido”.

Demasiada coincidencia para cargos socialistas. “¿El sábado Rubalcaba hace estas declaraciones y el lunes por la noche va Pedro Sánchez y dice que quiere reformar el reformado artículo 135 de la Constitución? No, eso obedece a algo más profundo”, aseguran.

Apoyos perdidos

Y es que Pedro Sánchez ha perdido en el poco tiempo que lleva al frente del PSOE importantes apoyos de pesos pesados del partido que permitieron su victoria en las primarias. Su distanciamiento de Susana Díaz, presidenta de Andalucía, es público y notorio. Su definitivo apoyo para ganar a Madina, también es público y notorio.

Lo mismo se puede decir de Felipe González. Aunque siempre ha sido su mejor apoyo y una figura a seguir, algunas declaraciones de Sánchez sobre las 'puertas giratorias' molestaron al ex presidente, además del trato dado a los históricos Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el caso de los EREs.

Alfonso Guerra también se ha distanciado de él, sobre todo también por el trato dado por Sánchez a los guerristas afectados por el uso de las tarjetas black de Caja Madrid. “Date cuenta que los expulsados del PSOE, Virgilio Zapatero y Antonio Romero, Guerra los mantiene en la Fundación Sistema”, explican fuentes socialistas.

El último amigo perdido es el de José Luis Rodríguez Zapatero, que cambió a última hora en las primarias y le dio su apoyo frente a Madina. El malestar del ex presidente por cómo ha manejado la reforma del artículo 135 que él pactó con el PP en 2011 ha traspasado lo privado. Ex ministros de Zapatero, como Miguel Sebastián, firmaron un artículo en El Mundo criticando el cambio de criterio de Sánchez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·