Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Movimientos en el PSOE

Susana Díaz ya tiene recambio para cuando abandone la Junta: María Jesús Montero

Es consejera de Hacienda y de la máxima confianza de la presidenta. La vieja guardia apuesta por Micaela Navarro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Susana Díaz está sentando ya las bases para su salto a la política nacional después de las elecciones autonómicas y municipales. Una de las prioridades de la dirigente autonómica es dejar bien atado el gobierno de la Junta en una persona de su máxima confianza. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, es la elegida por la presidenta.

María Jesús Montero y Susana Díaz. María Jesús Montero y Susana Díaz.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, la sevillana ya “ha dejado caer” a su equipo más cercano quién será su mano derecha una vez pasadas las elecciones del 22 de marzo. Esa persona, que pasaría a ser presidenta de la Junta cuando Díaz dé el salto a Madrid, es María Jesús Montero.

La actual consejera de Hacienda en Andalucía es ya, según sus propios compañeros de gabinete , una de las voces con “más mando y autoridad”, dentro del Ejecutivo. De hecho, explican las fuentes consultadas, “su crecimiento ha sido espectacular desde las elecciones de 2012”, y se ha convertido, de facto, en la número dos del Gobierno de Díaz, tanto cuando existía la coalición con IU como ahora.

De Sanidad a Hacienda

Fue precisamente con la llegada de Susana Díaz a la presidencia de la Junta cuando Montero empezó a asumir más responsabilidad. Desde abril de 2004 hasta septiembre de 2013, había ocupado la cartea de Sanidad, y aprovechó el relevo al frente del Gobierno andaluz para pedir a la nueva presidenta un cambio de aires.

Ambas ya trabajaban juntas durante la etapa de Griñán: Díaz como consejera de Presidencia y Montero como consejera de Sanidad. Por tanto, la nueva presidenta “conocía a la perfección cómo trabajaba María Jesús”. Por ese motivo, le otorgó una de las carteras con más poder dentro de la Junta: la consejería de Hacienda.

Desde entonces, la influencia de Montero en la gestión del gobierno de la Junta ha aumentado exponencialmente. Tanto, que ha sido la encargada de liderar las negociaciones con IU, tanto para los Presupuestos, como para otros temas polémicos como el frenazo al realojo de la llamada “Corrala Utopía” impulsado por la consejera de Vivienda, Elena Cortés.

Por todo ello, la consejera de Hacienda se ha consolidado como la persona de más confianza de Susana Díaz dentro del Ejecutivo, y la favorita de la presidenta de la Junta para sucederla al frente del Ejecutivo cuando decida iniciar su ofensiva para ser candidata del PSOE a La Moncloa.

No es militante del PSOE

La elección de María Jesús Montero como recambio de Susana Díaz al frente de la Junta tiene, no obstante, un “hándicap” que no ha pasado desapercibido a los dirigentes del PSOE consultados: no es militante del partido.

Esa circunstancia, explican las fuentes consultadas, ya le impidió ser candidata socialista al ayuntamiento de Sevilla en las muncicipales: “La ejecutiva federal no veía con buenos ojos tener a alguien ajeno del partido y pararon esa iniciativa”.

Sin embargo, aseguran desde el PSOE andaluz, la situación ahora sería diferente, ya que Susana Díaz tiene capacidad para imponer su criterio en Ferraz, sobre todo si finalmente Carme Chacón sucede a Pedro Sánchez en la secretaría general. Además, explican dirigentes socialistas, la presidenta de la Junta considera que situar a una persona ajena del partido “lanza un mensaje de regeneración democrática”, uno de los objetivos que la sevillana se ha marcado de cara a su salto a la política nacional.

Por otra parte, añaden desde el PSOE andaluz, “casos peores se han dado”, como la decisión de José Luis Rodríguez Zapatero de nombrar ministra de Medio Ambiente en 2010 a Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba con IU.

La vieja guardia apuesta por Micaela Navarro

A María Jesús Montero, sin embargo, le puede salir una rival para la sucesión de Susana Díaz: la actual presidenta del PSOE federal, Micaela Navarro.

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan que Navarro cuenta con el apoyo de la llamada vieja guardia del socialismo andaluz, liderada por Manuel Chaves y Gaspar Zarrías. Susana Díaz, que está en pleno proceso de acercamiento a ambos, “podía pactar con ellos esa designación para contar con su apoyo en la pugna con Pedro Sánchez por el control del PSOE nacional”.

Tal y como se contó en estas páginas, Micaela Navarro fue considerada, durante mucho tiempo, como la rival de Susana Díaz dentro del PSOE andaluz. Sin embargo, la actual presidenta de la Junta consiguió modular las voluntades de la jerezana, a la que consiguió enviar a Madrid en el Congreso en el que Sánchez fue elegido secretario general.

Ahora, explican dirigentes socialistas andaluces, “la apuesta de Susana es María Jesús, pero si ve que nombrando a Micaela tendrá más fácil su salto a Madrid, se replanterá su decisión”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·