Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Profunda división en el gobierno de Junts pel Si

La peor encrucijada para Puigdemont: tiene que elegir entre Artur Mas y ERC

Sus socios de Esquerra insisten en que adelante a mayo el referéndum y las elecciones, y el ex president le advierte de que eso provocará una debacle a Convergència

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont no acaba de decidirse sobre el referéndum independentista. Lo único que parece tener claro es que la consulta debe coincidir con unas elecciones en Cataluña para, de esa manera, obviar una casi segura por parte del Estado. Sin embargo, las dudas le asaltan a la hora de poner fecha a ese proceso.

Carles Puigdemont, entre Artur Mas y Oriol Junqueras. Carles Puigdemont, entre Artur Mas y Oriol Junqueras.

Según cuentan a El Confidencial Digital fuentes del Gobierno de Junts pel Sí, el debate sobre la convocatoria de ambos procesos está provocando una profunda grieta dentro del ejecutivo, ya que las dos formaciones que lo integran, el Partido Demócrata Catalán (la antigua Convergència) y ERC, no se ponen de acuerdo en el calendario.

Ambos partidos, como también la CUP, consideran imprescindible que el referéndum y las elecciones coincidan, pero no se ponen de acuerdo a la hora de pactar una fecha concreta: los convergentes quieren retrasarlo lo máximo posible, mientras que los republicanos, junto a los cuperos, apuestan por llamar a las urnas cuanto antes.

Entre Artur Mas y ERC

Los de Esquerra, con Oriol Junqueras a la cabeza, insisten en que mayo es el mes adecuado para celebrar ambos procesos. Afirman que, en esas semanas, “el Estado español estará a otra cosa”, con muy difíciles desafíos tanto para el PP como para el PSOE.

En concreto, el Gobierno popular puede verse en la tesitura de convocar nuevas elecciones generales si no logra los apoyos necesarios para sacar adelante los Presupuestos. El primer partido de la oposición, por su parte, se hallará fratricida proceso de primarias para elegir secretario general.

Ese escenario, recalcan los republicanos, es “el ideal” para celebrar el referéndum junto con unas nuevas elecciones, tal y como también han transmitido al Govern los diputados de la CUP. Sin embargo, en el Partido Demócrata Catalán son de una opinión radicalmente contraria.

Los convergentes, y en especial Artur Mas, están presionando a Carles Puigdemont para que no convoque hasta septiembre, como pronto. El ex president y otros altos cargos de la antigua CDC están convencidos de que celebrar elecciones en mayo provocará una debacle a su partido, que se encuentra en pleno proceso de renovación.

Mas y sus afines denuncian que ERC busca celebrar comicios dentro de cuatro meses porque busca superar de una vez por todas a Convergència. Algo que quizá no lograrían más avanzado el año. Por ese motivo, desde su partido están exigiendo al presidente autonómico que no ceda a las presiones de los socios de gobierno.

Las esperanzas de Esquerra

En Esquerra Republicana son perfectamente conocedores del debate interno que existe ahora en Convergència, pero su intención es perseverar en el intento de convencer a Puigdemont.

Las fuentes de ERC contactadas por ECD recuerdan que el actual president “adquirió un compromiso con los catalanes”, y que además tiene decidido no presentarse a la reelección. Una circunstancia, esta última, que creen que puede inclinar finalmente la balanza a favor del calendario propuesto por los republicanos, es decir, al adelanto a mayo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·