Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los jurídicos que instruyen los expedientes contra los guardias civiles expedientados se quejan al General Mendoza de obligarles a actuar “como delincuentes”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los oficiales del ejército de Tierra destinados en la Asesoría Jurídica de la Guardia Civil están muy enfadaos. La causa son algunas de las medidas tomadas por la superioridad sobre la instrucción de los expedientes a los miembros de la Guardia Civil castigados por manifestarse de uniforme en Madrid.

A instancias del Ministerio de Interior, la dirección General de la Guardia Civil que dirige Joan Mesquida decidió sancionar a una veintena de agentes del cuerpo. Se trata de miembros de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) que se manifestaron de uniforme en la Plaza Mayor de Madrid el pasado 20 de enero.

Estos expedientes están siendo preparados y tramitados por la Asesoría Jurídica del Instituto Armado, formado por oficiales del Ejercito de Tierra, licenciados en Derecho y bajo el mando del General Auditor del Cuerpo Jurídico Militar, Francisco Javier de Mendoza Fernández.

El Confidencial Digitalha podido saber que, hace una semana, miembros de la citada Asesoría Jurídica se dirigieron personalmente al General Mendoza, en dependencias de la sede del organismo en la Dirección General de la Benemérita, para trasladarle su protesta por la práctica impuesta en la tramitación de los citados expedientes de sanción.

A los citados oficiales se les ha dado orden, concretamente, de acceder a las Comandancias por las puerta trasera o el garaje de estos recintos en los que se está tomando declaración a los encausados. El objetivo: evitar que se crucen con familiares y guardias que acuden a las dependencias en apoyo de los sancionados.

Esta medida, señalan a ECD las citadas fuentes, ha sido adoptada tras las primeras tomas de declaraciones y ha sido muy mal recibida por los oficiales jurídicos. Según ha sabido este medio, pese a los mensajes ‘SMS’ enviados en fechas recientes entre guardias civiles de tratar con dureza a los jurídicos, las protestas no pasan de algaradas y gritos.

Los ‘jurídicos’ no entienden “por qué han de actuar como si fueran delincuentes”, y dando por supuesto que los familiares de los guardias pueden suponer una amenaza para ellos. A las tomas de declaraciones, los oficiales del Ejército de Tierra asisten de uniforme y acompañados de un escribiente, que, en este caso, es también un agente de la Benemérita.