Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las dos causas que están favoreciendo la marcha de agentes veteranos de la Inteligencia de la Guardia Civil: misiones irrelevantes y mandos novatos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Servicios de Información de la Guardia Civil en el País Vasco no viven sus mejores momentos. Los agentes más veteranos han experimentado un cambio sustancial en los últimos años. Se implican en misiones secundarias y los mandos novatos que acuden sin cursos son las principales causas de la fuga de valores.

El pasado lunes 11 de julio se publicó en estas páginas que la Guardia Civil estaba perdiendo su posición privilegiada en la lucha antiterrorista contra ETA. Según fuentes del Ministerio de Interior, el retroceso de sus Servicios de Información tiene que ver con el descontento de los miembros más veteranos que, en muchos casos, se retiran. Fundamentalmente, por tres motivos principales:

-- Desde hace poco más de tres años se han desempeñado en “misiones secundarias” que han relegado a los guardias a otras ocupaciones que desesperan a las personas con más años de experiencia en estos Servicios. Al no poder realizar las labores habituales a las que estaban acostumbrados “no han tenido otra opción que irse fuera” del País Vasco, a sus lugares de origen o bien a otras unidades distintas de Información.

-- Los “malos jefes” fijan sus esfuerzos en tareas no habituales que acaban “quemando” a los veteranos y al personal de reciente incorporación. Sin embargo, “se quiere justificar el sueldo”, se afirma desde Interior. Esta situación se ha visto agravada, además, con las subidas de sueldos en otras unidades distintas de las especialidades como las de Información.

--Algunos de los oficiales que acuden al País Vasco para dirigir al personal lideran los grupos de Información sin haber finalizado el curso de esta especialidad. La decepción de los guardias rasos pero experimentados se produce “cuando se desoyen los consejos” de quienes llevan años en la zona realizando estas labores. Algunas operaciones recientes han terminado en fracaso por esta imprudencia, se afirma.