Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

Nace en Italia un proyecto para promover la “adopción” a distancia de sacerdotes católicos que trabajan en Irak

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Tengo un nuevo amigo: un sacerdote caldeo iraquí”, es el nombre de un proyecto puesto en marcha por la archidiócesis de Turín (Italia) para ayudar a los sacerdotes católicos que trabajan en Irak, tras los últimos ataques contra iglesias, que han provocado miedo y la salida de algunos cristianos.

“Tengo un nuevo amigo: un sacerdote caldeo iraquí”, es el nombre de un proyecto puesto en marcha por la archidiócesis de Turín (Italia) para ayudar a los sacerdotes católicos que trabajan en Irak, tras los últimos ataques contra iglesias, que han provocado miedo y la salida de algunos cristianos.

 

El sistema consiste en “adoptar” a distancia a uno o más sacerdotes, mediante el apoyo económico a su vida y actividades durante al menos un año. Inicialmente, el proyecto se ha marcado un primer objetivo: ayudar a diez jóvenes párrocos de Bagdad.

 

Los creadores y responsables de la iniciativa son dos sacerdotes: el padre italiano Fredo Olivero, director de la Oficina Pastoral para los Emigrantes de la archidiócesis de Turín; y el padre iraquí Douglas Y. Shamshoon Al Bazi, párroco de la iglesia caldea de Mar Mari y de la iglesia caldea de Mar Ephrem, en Bagdad, director del Centro para la Catequesis en Bagdad, de acuerdo con el obispo auxiliar caldeo, monseñor Isaac Jacques, director de la Universidad católica «Babel College».

 

Según han explicado a Zenit los organizadores, se enviará ayuda económica a estos sacerdotes “para mejorar las condiciones de vida de las propias comunidades, comprometiéndose a invertirla, en la medida en que lo permita la situación, en el desarrollo de las mismas”.

 

La cantidad establecida para el año 2004 es de mil euros, que corresponde a la cifra anual total que reciben los jóvenes sacerdotes iraquíes, y el proyecto prevé el establecimiento de un contacto directo entre el sacerdote y los que adoptan, una persona o grupo de personas.

·Publicidad·
·Publicidad·