Jueves 27/07/2017. Actualizado 14:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Está al frente del Instituto Español de Estudios Estratégicos

El general Ballesteros se perfila como director del CNI tras la salida de Méndez de Vigo

Es un reconocido experto en yihadismo. La hasta ahora secretaria general ha planteado marcharse a la embajada de China

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cambios inesperados en el Centro Nacional de Inteligencia. La actual número dos Beatriz Méndez de Vigo puede dejar su puesto de secretaria general y marcharse a la embajada española en Pekín. Se complican así los planes diseñados por Moncloa, que la situaban como heredera de Sanz Roldán. En Moncloa ya hay otro nombre en esa carrera: el general Miguel Ángel Ballesteros, una autoridad en materia de yihadismo.

El general Miguel Ángel Ballestero. El general Miguel Ángel Ballestero.

La posible marcha de Beatriz Méndez de Vigo como número dos del Centro Nacional de Inteligencia, adelantada este jueves por ‘OK Diario’, ha pillado por sorpresa al mundo de la inteligencia. Prácticamente nadie esperaba este movimiento, según ha podido sondear ECD en fuentes del sector.

A falta de confirmación oficial en el Consejo de Ministros de este viernes, la hermana del ministro de Educación asumirá la delegación del servicio secreto en la embajada de España en Pekín. Su sustituta será, casi con total probabilidad, otra funcionaria con amplia experiencia proveniente de la propia ‘Casa’ , como viene siendo tradición.

El Centro cuida de sus ex ‘número dos’

Se trata, explican algunas fuentes consultadas, de un “paso atrás” en su carrera. Pero no se considera que el destino sea “secundario”: la de Pekín se considera una de las embajadas denominadas ‘Triple A’ en cuestiones de inteligencia.

De hecho, el Centro cumple así con uno de sus códigos no escritos: las números dos del CNI que abandonan la Casa lo hacen siempre hacia una embajada de primer orden. Así ocurrió con Helena Sánchez, anterior secretaria general y actual responsable del espionaje español en Washington.

Poco se sabe, incluso en los círculos más discretos del espionaje español, de los motivos que llevan a Beatriz Méndez de Vigo o a Vicepresidencia del Gobierno a optar por este cambio de aires. Algunas voces aseguran que la decisión se toma atendiendo a “asuntos personales”, y no a una pérdida de confianza de sus superiores.

Era la favorita en la sucesión

Desde su llegada a la secretaría general del CNI, una decisión personal de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, Beatriz Méndez de Vigo ha ido poco a poco haciéndose con las riendas del día a día en el Centro. Según admitían a ECD fuentes del espionaje español, había ido liberando progresivamente de tareas a Sanz Roldán.

De hecho, en Moncloa se la designó como la más probable sucesora en caso de que el Partido Popular revalidase legislatura en 2016, tal y como ocurrió. Fue una de las primeras mujeres en acceder al CESID (en 1983), y se habría convertido en la primera mujer en dirigir el servicio de inteligencia.

La sucesión de Sanz Roldán, al frente del servicio secreto desde 2009, “no está actualmente sobre la mesa” explican fuentes bien situadas a ECD. El director “se encuentra bien de salud y de ánimo” y está dispuesto a alcanzar el límite de su mandato, previsto para 2019. Sólo un imprevisto le desviaría de esa hoja de ruta, que comparten el propio director y Moncloa.

El movimiento de Beatriz Méndez de Vigo le aleja –a priori- de la posibilidad de ser nombrada número uno del CNI (aunque no la aparta definitivamente de la carrera). En este contexto, en los últimos meses se han ido posicionado nuevos perfiles en este ‘casting’. El que suena con más fuerza es un general experto en yihadismo: Miguel Ángel Ballesteros.

Un general referente en materia de yihadismo

El general de Brigada Ballesteros (nacido en Segovia, en 1953) ocupa el puesto de director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), un ‘think tank’ oficial del Ministerio de Defensa, perteneciente al Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN).

En el mundo de la inteligencia y la lucha antiterrorista, el general Ballesteros es considerado una autoridad en la materia. A este asunto ha dedicado gran parte de su actividad profesional como analista y conferenciante. Sin duda, una de las prioridades operativas actuales del Centro Nacional de Inteligencia.

No es el único candidato que tiene Moncloa actualmente sobre la mesa como posible sucesor de Sanz Roldán. Pero fuentes bien situadas aseguran que se encuentra en “primera fila” de cara a la futura elección.

En caso de apostar por esta opción, Moncloa daría continuidad al hecho de que sea un militar en la reserva quien dirija el servicio de inteligencia civil. Para ello, Ballesteros debería dejar el servicio activo en las Fuerzas Armadas. Actualmente tiene 63 años.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·