Miércoles 29/06/2016. Actualizado 13:19h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Denuncian que hay una campaña contra ellos

La Guardia Civil reclama al director general que medie en el encontronazo con la Policía en los ferris de Algeciras

Reacción de una agrupación de agentes frente a los sindicatos del Cuerpo Nacional que les acusan de invadir sus competencias al vigilar con armas largas esta ruta marítima

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La vigilancia de los barcos que cubren la ruta entre la ciudad autónoma de Ceuta y el puerto gaditano de Algeciras enfrenta en los últimos tiempos a la Policía Nacional y la Guardia Civil. Los agentes de la Benemérita han reaccionado contra las acusaciones de “injerencia” que les hicieron los sindicatos policiales.

Agentes de Policía Nacional y Guardia Civil. Agentes de Policía Nacional y Guardia Civil.

El Confidencial Digital ya contó hace dos días que varios sindicatos del Cuerpo Nacional de Policía se habían unido para denunciar ante la Delegación del Gobierno en Andalucía un conflicto de competencias con la Guardia Civil en esa ruta de ferri.

A finales de diciembre, grupos de tres guardias civiles con armas largas comenzaron a embarcar en Algeciras en los ferris que salen hacia Ceuta. Los gantes pidieron documentación a algunos pasajeros y efectuaron cacheos y controles en las pertenencias.

Las navieras que cubren esta ruta habían recibido la orden, firmada por un capitán de la Guardia Civil, de permitir la entrada de 38 agentes que iban a vigilar este trayecto.

Los policías nacionales protestaron porque la ley atribuye expresamente a su cuerpo, y no a la Guardia Civil, las competencias sobre la vigilancia de rutas marítimas. También lo contempla así el Plan Permanente de Seguridad Antiterrorista de 2006.

Campaña de hostigamiento” contra la Guardia Civil

Ante estas acusaciones de injerencias e invasión de competencias ha respondido la Asociación Pro Guardia Civil. Este colectivo de agentes del Instituto Armado ha enviado una carta al director general de la Guardia Civil y al secretario de Estado de Seguridad para que medien en este conflicto.

Según la Asociación Pro Guardia Civil, “se está cuajando una campaña de hostigamiento unidireccional y supradirigida hacia la Guardia Civil, con las hipotéticas y reiteradas injerencias competenciales y con menosprecio evidente hacía la labor que desarrollan día a día los guardias civiles”. El objetivo de esta campaña sería, según la carta, prepararse para la reorganización de funciones de seguridad que pueda haber en el Ministerio del Interior con el nuevo Gobierno.

Por ello, piden al director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, que salga a defender los intereses de los agentes del cuerpo que dirige. “Estas maniobras desleales afectan al futuro profesional de los guardias civiles, y al del propio Cuerpo como Institución”, aseguran.

La queja de los guardias civiles es que esta es una nueva muestra del ataque que algunos mandos y responsables de la Policía Nacional mantienen desde hace tiempo con motivo de la distribución de competencias entre las Fuerzas de Seguridad del Estado. Incluso llegan a decir que miembros de la cúpula de la Policía han utilizado a los sindicatos que firmaron la carta para presionar a la Secretaría de Estado de Seguridad.

Desde la Asociación Pro Guardia Civil lamentan que se sustituyan los cauces oficiales de este asunto por una carta de queja. “Los problemas de competencias entre Guardia Civil y Policía se tienen que dirimir, profesionalmente, con argumentos y explicaciones, en la Comisión Ejecutiva de Coordinación (CECO), órgano oficial de coordinación del Ministerio del Interior que preside el Secretario de Estado y donde están presentes los Directores Generales de los Cuerpos (también el de la Policía) y los Directores Adjuntos Operativos (también el de la Policía), y no mediante notas de prensa en plenas Navidades”, asegura este colectivo de guardias civiles en su carta.