Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Crimen de Fago. La Guardia Civil busca en minas abandonadas la escopeta y sigue creyendo que hubo cómplices

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Guardia Civil se ha tomado con enorme interés el esclarecimiento del crimen de Fago, el asesinato de Miguel Grima, alcalde de esa localidad oscense, por el que está ya detenido Santiago Mainar. El siguiente objetivo prioritario es encontrar el arma del crimen.

Fuentes próximas a la investigación han contado a El Confidencial Digital que las pesquisas se centran en que el autor abandonó la escopeta en una de las diversas minas abandonadas que existen en aquellos contornos, algunas de ellas con profundidades de quinientos metros y más.

La localización del arma homicida se considera que arrojará luces definitivas sobre cómo ocurrieron los hechos.

De acuerdo con las mismas fuentes consultadas por ECD, los guardias civiles siguen pensando que el homicidio no fue cometido por una sola persona, dadas las circunstancias del caso.

Por ejemplo, creen que la colocación de grandes piedras en el camino, para que el alcalde detuviera su coche, hubo de hacerse con gran rapidez y sólo instantes antes de que llegara, para que no se cortara el paso a otros vehículos, y que se retiraron con igual velocidad. Un trabajo que una persona sola lo conseguiría con muchas dificultades.

Por otro lado, creen más que probable que, además de la persona que paró el coche y se acercó a la ventanilla para disparar, hubiera al menos otro cómplice cerca, con la finalidad de evitar que la víctima pudiera escapar. Sería una precaución mínima para evitar imprevistos. Ese cómplice tendría la misión, por así decirlo, de “rematarlo” si lograba salir del coche.