Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Policías expertos en bandas latinas sospechan que hubo ‘pandilleros’ en los altercados de Alcorcón pero llegados desde Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los incidentes vividos esta última semana en la localidad madrileña de Alcorcón han llenado de preocupación a los responsables de Seguridad, ante el posible brote racista.

Los incidentes acaecidos en la localidad madrileña de Alcorcón han ocupado las portadas de estos últimos días en la mayoría de los medios españoles. El debate sobre la existencia o no de ‘pandilleros’ en la localidad oculta otros aspectos de los hechos igualmente preocupantes.

El enfrentamiento entre españoles y ciudadanos de origen sudamericano es lo más preocupante para los analistas. Pese a que, desde diversos ámbitos gubernamentales, se ha querido despejar la existencia de bandas en los enfrentamientos, los expertos llaman la atención en el material utilizado: katanas, puños de pugilato, navajas y demás armas incautadas. Esta circunstancia hace concluir a las fuentes policiales consultadas por El Confidencial Digital que “no se trata de algo normal sino propio de grupúsculos con un mínimo de organización”.

Las bandas latinas se dividen en ‘chapters’ de 20/25 personas. En Madrid tienen repartidas sus zonas de actuación por distritos. En 2006, la segunda parte del año fue muy tranquila, sobre todo a raíz de algunos golpes de gran calado por parte de la Guardia Civil en la Zona Norte. Desde entonces, han permanecido ‘durmientes’, realizando tal vez hechos delictivos de delincuencia común, propios de estos grupos, como los pequeños hurtos y ‘sirlas’, sobre los que están al día las patrullas dedicadas a ‘seguridad ciudadana’. Es por tanto un tema de control en las calles.

Hay que recordar aquí que la adopción de una actitud ‘durmiente’ por parte de estas bandas tiene su origen en la detención de 36 ‘Latin Kings’ por parte de la Policía a finales de 2005 tras el asesinato en noviembre de Jimmy Junior Ureña del Villar, un chico dominicano de 18 años en Ciudad Lineal. Fue a raíz de este asesinato cuando el Cuerpo Nacional de Policía “se puso las pilas”, explican, incrementando las tareas de información sobre estos grupos y aumentando la colaboración informativa con los países de procedencia de estos chicos y con los Estados Unidos.

Los últimos datos ofrecidos este martes por la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, hablan de 1.300 pandilleros ‘fichados’. Sin embargo, otras fuentes policiales apuntan a una cifra más cercana a los 2.000. Una de las hipótesis que no descartan aún las fuentes policiales consultadas por ECD es que algunos ‘pandilleros’ que viven y operan en Madrid capital se hubieran trasladado a Alcorcón.

Las fuentes consultadas añaden que, aunque en estos últimos meses hayan permanecido ‘durmientes’, los distintos grupos de pandilleros siguen existiendo: “están en los parques, en la calle, en las plazas”. No pueden desaparecer porque “para entrar en esas bandas se hace un juramento, no es algo de lo que uno se desvincula de un día para otro”.

·Publicidad·
·Publicidad·