Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

“¿Por qué no te callas?”. El Rey y Zapatero salen en defensa de José María Aznar y de la CEOE en la Cumbre Iberoamericana ante los ataques de Hugo Chávez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha declarado que espera que sea "la última vez" que en una Cumbre Iberoamericana alguno de los asistentes emplea "descalificaciones" como las utilizadas por el presidente venezolano, Hugo Chávez, contra el ex presidente español José María Aznar.

Esta ha sido la respuesta del jefe del Ejecutivo a la intervención ante el plenario de la Cumbre Iberoamericana de Chávez, que tildó de "fascista" en tres ocasiones a Aznar y acusó a la patronal CEOE de estar entre quienes apoyaron el golpe de Estado que le derrocó en 2002 durante 48 horas.

En la tarde del sábado, en una declaración a los medios de comunicación al término de la XVII Cumbre Iberoamericana y antes de emprender viaje a Argentina, Zapatero consideró "absolutamente inapropiado y no aceptable" el modo en el que volvió a expresarse el mandatario venezolano hacia una persona, Aznar, que en su día tuvo una responsabilidad "fruto de la voluntad popular".

Zapatero volvió a exigir "respeto", aunque se tengan las ideas más dispares, porque, subrayó, "respetar las instituciones es respetar a los ciudadanos y a la Comunidad Iberoamericana". Según informa Europa Press, seguidamente, remarcó que España "siempre ha respetado, respeta y respetará a todos los gobiernos elegidos democráticamente". "Y así vamos a exigir que se funcione", agregó.

El Rey don Juan Carlos ha abandonado la clausura de la Cumbre Iberoamericana tras enfrentarse a Chávez y exigirle, mientras intervenía Zapatero en defensa de Aznar, que le dejara hablar: “¿Por qué no te callas?”, le espetó. El presidente venezolano ha respondido airado anunciando que se reserva una respuesta apropiada.