Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

La futura elección discrecional del seguro médico militar pone en peligro la supervivencia de los Hospitales de Defensa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Existe cierto nerviosismo en la Sanidad militar ante el inminente cambio en la cobertura médica de sus afiliados. Según ha podido saber ECD, la “liberalización” de la elección de seguros médicos preocupa en algunos sectores del Ejército que dudan de la supervivencia de hospitales militares como el Gómez Ulla, de Madrid.

Existe cierto nerviosismo en la Sanidad militar ante el inminente cambio en la cobertura médica de sus afiliados. Según ha podido saber ECD, la “liberalización” de la elección de seguros médicos preocupa en algunos sectores del Ejército que dudan de la supervivencia de hospitales militares como el Gómez Ulla, de Madrid.

 

Como es sabido, cualquier militar que quiera disponer en estos momentos de un seguro médico está obligado a dirigirse al ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Defensa.

 

Esta institución ofrece cobertura sanitaria obligatoria a sus más de 800.000 afiliados a través de convenios con los hospitales militares existentes, con hospitales del Insalud, de los servicios de salud transferidos o bien con sociedades privadas para aquellas localidades donde no llegue este estamento.

 

Según ha podido saber ECD, Defensa podría incorporar, a partir del próximo mes de enero, la libre elección de seguros, de tal modo que cada militar pueda elegir libremente la compañía con la asegurarse su cobertura médica futura.

 

Un portavoz oficial del Ministerio de Defensa ha declarado a este confidencial que todavía no existe una decisión tomada al respecto, al menos en lo que se refiere a la libre elección de seguro médico en Madrid y que pueda afectar al Hospital Central de la Defensa, también llamado Hospital Militar Gómez-Ulla.

 

Una de las grandes incógnitas que plantea esta medida tiene que ver precisamente con el futuro de los hospitales militares. Efectivamente, algunas voces apuntan a que una de las primeras consecuencias que se derivarán de la citada “liberalización” será el cierre de entidades sanitarias como el Gómez Ulla.

 

Desde el Ministerio de Defensa se quiere transmitir un mensaje de tranquilidad al respecto, al confirmar que en estos momentos se negocia un convenio con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid del que se derivará una carga importante de trabajo para el centro.