Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

El brote de infecciones estomacales no es una mutación de la gripe A. Sanidad estudia contratar enfermeras ‘extra’ para la campaña de vacunación y abrir centros de salud en fin de semana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La oleada de casos de infección estomacal registrada en diversos puntos de la geografía española no es una mutación de la gripe A. “La Organización Mundial de la Salud no ha dicho nada al respecto y es la autoridad competente para ello”, zanjan la cuestión desde el ministerio que dirige Trinidad Jiménez.

Ahora todo se achaca a la gripe A, dolores de cabeza, fiebre alta, náuseas…” lamenta el presidente de un Colegio de Médicos provincial consultado por El Confidencial Digital. Fuentes del ámbito sanitario coinciden al destacar que en las últimas semanas son varios los casos de pacientes con fuertes dolores estomacales, diarrea y náuseas pronunciadas a los que se les ha diagnosticado la última variante de la gripe. Puede ampliar aquí detalles al respecto.

Sin embargo, y una vez pasado este ‘pico’ de infecciones, tanto facultativos como instituciones públicas descartan que la gripe haya mutado y defienden que se trata de un virus diferente. Eso sí, “con síntomas similares y que atacan colectivos de riesgo similares”. Un portavoz autorizado del ministerio de Sanidad apunta además que no existe constancia oficial de ninguna mutación del virus N1H1 y que en sus últimas declaraciones, la directora de la OMS ha adelantado que “no es previsible” por el momento ninguna modificación del virus causante de la gripe A.

Aunque no existen datos oficiales al respecto, un representativo número de médicos de familia de diferentes comunidades autónomas ha explicado a ECD que puede tratarse del “norovirus o virus de Norwalk”, que se encuentra entre las causas más frecuentes de la gastroenteristis aguda. Esta infección estomacal se refleja en síntomas como el vómito, diarrea, náusea, dolor abdominal, fiebre y malestar general.

Mientras, las distintas comunidades autónomas, en coordinación con el equipo de Jiménez, están poniendo en marcha planes de contingencia y dispositivos especiales de cara a la temporada de vacunación específica para esta cepa de gripe, que empezará el próximo 16 de noviembre. Teniendo en cuenta los últimos datos facilitados por el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del ministerio de Sanidad, se preparan para estrechar “la vigilancia de una circulación mayoritaria y generalizada del virus pandémico H1N1, que en la semana 42/2009 (del 18 al 24 de octubre) supone el 97% del total de virus detectados”.

Para ello, los servicios de salud territoriales ultiman la contratación de personal de refuerzo para vacunar a los colectivos de riesgo. Así, en Madrid se espera contar con “una enfermera de más por la mañana y otra más para la tarde en los centros de Atención primaria” a partir del próximo día 12, tal y como han confirmado a este confidencial fuentes del ejecutivo madrileño.

Otras medidas adoptadas por varias comunidades autónomas contemplan la posibilidad de abrir los centros de salud en fin de semana y festivos regionales, ceder temporalmente sanitarios de un centro a otro en función de las necesidades de atención al paciente o destinar áreas y medios de otros departamentos o unidades –fisioterapia, radiología o matronas- para la recepción y cuidado de los afectados por la gripe A.

También se impartirá formación teórico-práctica especializada sobre la aplicación de esta vacuna a los profesionales del sector en los próximos días, de la que se ha dejado fuera definitivamente a las embarazadas puesto que, tal y como recuerdan desde varios colectivos de médicos e investigadores “aún no se ha demostrado qué efectividad o derivados puede tener”.

Mientras, desde el equipo más cercano de la ministra y de los distintos laboratorios farmacéuticos aseguran que las vacunas llegarán a tiempo. “Ya han llegado a las filiales españolas de las farmacéuticas, quienes se encargarán de repartir las vacunas a las farmacias y centros de salud de cada comunidad autónoma” destacan fuentes ministeriales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·