Judicial

Condenados tres jóvenes por abusar sexualmente de una mujer en el Metro de Barcelona y apuñalar a su pareja

El Supremo les ha penado con tres años y medio de prisión por un delito de lesiones. Uno de ellos también ha sido sancionado por agredir a la joven

Mossos d'Esquadra en el Metro de Barcelona.
photo_camera Mossos d'Esquadra en el Metro de Barcelona.

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena interpuesta por la Audiencia Provincial de Barcelona en la que se condenaba a tres jóvenes por abusar sexualmente de una mujer en el ascensor del Metro de Barcelona y apuñalar a la pareja de ésta. Durante el suceso, también estaban presentes dos menores de edad que acompañaban a los agresores. 

Los hechos se remontan a noviembre de 2018. Los procesados Pablo, Roberto, Juan, Jaime y Mateo (nombres ficticios), junto con los dos menores de edad, estaban viajando en la L-9 Norte del Metro de Barcelona de madrugada para regresar a sus casas. Cuando estaban a punto de bajarse del vagón, dos de ellos se acercaron a una joven y comenzaron a hacerle comentarios como, por ejemplo, “que guapa eres” o “¿de dónde eres?”.

Uno de ellos intentó besarla

Los jóvenes se bajaron en la misma parada que la víctima y coincidieron todos en el ascensor que llevaba a la salida de la estación. En el interior del elevador, Juan, se acercó a la mujer y, “con el ánimo de atentar contra la libertad sexual de la misma, se acercó para darle un beso en la cara” pero sin lograrlo ya que la mujer consiguió apartarse, según relata la sentencia consultada por Confidencial Digital. 

Al salir del ascensor, la víctima comenzó a caminar por delante de los procesados y, en un momento determinado, uno de los menores alargó su mano para tocarle las nalgas, por lo que ésta le dio un bofetón. A pesar de intentar defenderse, volvió a ser tocada, pero sin descubrirse finalmente quién fue el autor de dichos actos.

Para continuar defendiéndose, la joven lanzó a los agresores una botella de refresco que llevaba en su mano. A consecuencia de este acto, otro de los atacantes, Jaime, intentó darle una patada, acción que fue recriminada por otro agresor.

Los agresores abandonan la estación

En esos momentos, todos los atacantes abandonaron la estación. Acto seguido, llegaron los vigilantes de seguridad del metro, que se quedaron en el hall de la estación con la joven mientras llamaba a su pareja para contarle lo ocurrido, que llegó a los pocos minutos. Para lograr identificar a los delincuentes, tanto la pareja de la víctima como un testigo que había presenciado los hechos, salieron a buscarlos.

Tras encontrarlos, les recriminaron que cómo eran capaces hacerle eso a una mujer. En esos momentos, tres de ellos fueron a agredirles y uno de ellos, Juan, sacó un cuchillo. 

El testigo logró escapar y se escondió en la estación, pero el novio de la víctima no, y fue agredido. En un primer momento, éste logró esquivar la puñalada de Juan, que iba dirigida al abdomen. Pero otro de los condenados, Mateo, sacó otro cuchillo y le atacó en la zona de la espalda, provocándole un corte de más de 8 centímetros.

Un condenado por agresión sexual

Por todo ello, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a Juan como único autor criminalmente responsable de un delito de abusos sexuales a pagar una multa de 1.800 euros, absolviendo a sus otros compañeros de este delito. Asimismo, la audiencia le ha ordenado indemnizar a la mujer con 2.000 euros en concepto de daños morales.

 

Prisión para los tres por la puñalada

Por otro lado, Juan, junto con sus compañeros Jaime y Mateo, han sido condenados a tres años y medio de prisión por un delito de lesiones agravadas y, además, tendrán que indemnizar de forma conjunta al novio de la víctima con 5.500 euros por la pelea con puñalada.

Tras la resolución de la Audiencia de Barcelona, las representaciones legales de los tres condenados presentaron un recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, pero fue desestimado.

El Supremo tampoco les da la razón

Queriendo agotar la última vía, los tres condenaros decidieron acudir al Tribunal Supremo para presentar un recurso de casación, pero tampoco les ha dado la razón. 

La defensa de Jaime alega que se ha vulnerado el artículo 24 de la Constitución Española, es decir, el que hace referencia a la presunción de inocencia. Manifiesta que no ha quedado acreditado de manera suficiente el grado de participación de su cliente en los hechos.

El segundo recurso presentado por el abogado de Juan señala que se ha producido una infracción de preceptos legales porque, “conforme establece la jurisprudencia” abuso sexual es contacto carnal y, en este caso, no se produjo porque la víctima se apartó. 

El último recurso del tercer condenado, Mateo, relata que no existen pruebas de que él fuera el autor de delito de lesiones del que ha sido condenado y niega la participación en los hechos. Añade que, además, el novio de la joven “es incapaz de describir la participación y actuación del recurrente”.

A pesar de estos argumentos, no han logrado convencer al alto tribunal, que ha decidido condenarlos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los actos del día de la Policía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?