Casas reales

Así vivió un abogado la declaración de Urdangarín dentro de la sala: sorprendió su resistencia ante el juez, bebió abundante agua, nervioso al hablar de su esposa a la que citó siempre como “la infanta doña Cristina”

La larga declaración del duque de Palma ha dejado numerosos detalles curiosos. Así analiza un abogado presente en la sala la comparencia de Iñaki Urdangarín: llamó la atención su resistencia ante el 'feroz' José Castro, se le vio consumir numerosos botellines de agua y se refirió muy nervioso a las cuestiones que afectaban a su esposa, la infanta Cristina.

Esta es la otra cara de la declaración de Iñaki Urdangarín, según la visión de uno de los letrados presentes este fin de semana en la sala del Juzgado de Palma de Mallorca donde el juez José Castro ha tomado declaración al yerno del rey, y con el que ha hablado El Confidencial Digital.

-- El duque de Palma no citó en ningún momento al rey don Juan Carlos. Habló siempre “de la Casa de Su Majestad el Rey”.

-- Tampoco pronunció las palabras: mi mujer, esposa. En todo momento, se refirió a la infanta -muy nervioso- como “doña Cristina”.

-- El juez José Castro se dirigió al duque de Palma como Ignacio o “señor Urdangarín”.

-- Durante la segunda jornada de declaración, la del domingo, sorprendió la tranquilidad y resistencia de Urdangarín ante el magistrado.

-- Su gesto permaneció inexpresivo durante la comparencia, se comportó con una enorme disciplina y mantuvo siempre el mismo tono de voz.

-- En su entrada a los juzgados, el domingo mucho menos asustado, bromeó con los funcionarios mientras le requisaban todos los dispositivos electrónicos que llevaba antes de acceder a la sala judicial.

-- Solicitó varios botellines de agua a lo largo del día. Comentó con frecuencia que tenía la boca seca y, por eso, cambió las bebidas isotónicas que consumió durante la primera jornada de su comparencia por agua mineral.

-- La declaración del domingo se alargó tanto, que se tuvo que hacer cambio de turno del transcriptor presente en la sala.

-- Malestar de los letrados con el juez Castro: El intercambio de palabras entre los abogados y el magistrado fue subiendo de tono, por la insistencia de José Castro de terminar la declaración el domingo, aunque fuera a altas horas de la madrugada, como finalmente ocurrió.

Muchos de los abogados tuvieron que cancelar sus billetes de avión y hacer noche en Palma, lo que les trastocó los planes y citas judiciales que tenían previstas para el lunes en sus ciudades de origen.

En ese momento, reprocharon al magistrado que hubiera invertido tanto tiempo en su interrogatorio, bloqueado en preguntas sobre cuestiones que ya se habían abordado o que tenían escaso interés para la causa.

-- La actuación del juez Castro: Abogados que conocen al magistrado desde hace tiempo, y presentes en la sala, comentan que José Castro no fue tan duro con Urdangarín como con otros acusados que ha tenido delante.

Si añaden que las constantes evasivas del duque de Palma lograron colmar la paciencia del juez en varios momentos puntuales, especialmente con las cuestiones que le formuló, y que estaban relacionadas con la infanta Cristina, en las que Urdangarín se mostró receloso, incómodo y muy nervioso.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?