Correr por la playa.
photo_cameraCorrer por la playa.

Cuídate

Ventajas e inconvenientes de practicar deporte en la playa

En verano, muchos españoles se trasladan a la playa. Un periodo en el que no debemos descuidar nuestra alimentación, al igual que conviene continuar con nuestra rutina de ejercicios deportivos. Si veraneas en la costa, debes conocer las ventajas e inconvenientes de practicar deporte en la playa.

La playa es el escenario habitual para pasar nuestro tiempo libre y de vacaciones. Allí, se pueden realizar todo tipo de actividades: tomar el sol, bañarse en el agua y jugar con los más pequeños. No obstante, cada vez son más los que a todos estos planes de playa suman el ejercicio físico.

Para hacer deporte en la costa, debes conocer cómo practicarlo y cuáles son los beneficios y daños que puede causar en caso de hacerlo de manera incorrecta.

Lo primero que se ha de tener en cuenta es que al cambiar el asfalto por la arena, nuestro cuerpo ha de adaptarse a la inestabilidad que caracteriza a ésta. Sin embargo, la tierra, si sabes cómo hacerlo, ayudará a tu sentido del equilibrio y la estabilidad del cuerpo. Si prefieres practicar deporte en el agua, también tiene sus peculiaridades, ya que deberás ejercer más resistencia, lo que fortalecerá tus músculos.

Beneficios de practicar deporte en la playa

El primer beneficio que podemos obtener, desde el primer día, es un cambio de aires. Comienzas a practicar deporte en otro entorno, lo que te hará salir de tu rutina diaria, además tu día en vacaciones consistirá en algo más que tomar el sol y bañarte.

Practicando deporte en la playa conseguiremos un mayor tono muscular a la vez que aumenta nuestra resistencia aeróbica.

Al ser la arena un terreno inestable, provocará que realicemos mayor trabajo de piernas y, por tanto, la intensidad de la zancada será mayor. Esto se traduce en un mayor consumo de energía por parte del organismo. Esto es beneficioso si queremos rendir al máximo. Este mayor esfuerzo se traducirá en un aumento de la fuerza muscular. Los músculos tendrán que emplearse más a fondo para vencer la resistencia extra que ofrece la arena. Esto beneficiará a largo plazo.

En este sentido, si lo que deseas es tonificar piernas y glúteos, el área donde debes ejercitarte es lejos de la orilla ya que necesitarás arena seca. Los ejercicios en el mar también aumentarán la fuerza muscular ya que la mayor densidad del aire necesitará más resistencia al movimiento.

El deporte en la playa aumenta la quema de calorías. Esto se debe a una mayor implicación muscular y a la presencia de yodo en la playa. Este mineral se almacena en la glándula de tiroides y nos ayudará a estimular la secreción de hormonas tiroideas, que son necesarias para la regulación de nuestros niveles de energía.

Además, los ejercicios en la playa ayudarán a mejorar nuestra respiración y aumentar la relajación. La costa, sobre todo en verano, se caracteriza por las altas temperaturas, la humedad y la baja presión del ambiente. Todo esto facilitará la recepción de oxígeno por parte del organismo.

Por su parte, el agua del mar ayudará a prevenir lesiones. Este terreno, fortalece los tejidos de músculos, tendones y ligamentos, amortigua las caídas y reduce el impacto articular.

Inconvenientes que puede tener una mala práctica de ejercicio en la playa

En primer lugar, y teniendo en cuenta la inestabilidad de la arena ya mencionada, la actividad física los primeros días no será igual de cómoda que en cualquier otra superficie de la ciudad. Deberemos hacer un esfuerzo para vencer la resistencia, por lo que si ejercemos la misma fuerza que sobre el asfalto el riesgo de lesión es mayor.

La lesión, además aparecerá de la manera más inesperada, ya que la arena de la playa puede hacer que la tensión articular sea elevada y suframos daños como la tendinitis.

Por ello, y para evitar daños más graves en un futuro es desaconsejado que aquellos con problemas en las articulaciones o debilidad en los tendones, practiquen ejercicio físico en la playa.

Al igual que las altas temperaturas y la humedad tienen la ventaja de ayudarte con la respiración, si realizamos ejercicio durante mucho tiempo puede llegar a deshidratarnos.

Ejercicios para evitar la rutina del running

-- Stand Up Paddle surfing: es una actividad cada vez más frecuente en las costas españolas. Con ella trabajas cada uno de los músculos de tu cuerpo sin apenas percibirlo. Para ello necesitarás una tabla de surf y un remo como los que se emplean para practicar kayaking. Consiste en remar sobre la tabla de surf, y con esta actividad tendrás que mantener el equilibrio, remar, ponerte de rodillas, etc.

-- Jugar a las palas: el deporte perfecto para disfrutar de tus amigos, pareja o familia mientras ejercitas y pasas un día en la playa. Además, te ayudará a ponerte en forma: estarás todo el rato en movimiento y esto favorecerá a la tonificación de piernas, brazos y tronco.

-- Voley playa: altamente recomendable por lo divertida y amena que resulta. Además, desarrollarás muchas capacidades físicas. Tonificarás las piernas gracias a los saltos y los desplazamientos laterales.

-- Esquí acuático: una actividad en la que se libera gran cantidad de adrenalina. Aquel que lo practique estará agarrado a una cuerda que conecta con una lancha. Mantener el equilibro sobre las aguas resulta complicado por lo que el trabajo de tonificación general es muy alto. Es una actividad intensa pero breve.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?