Una mujer se mira a un espejo.
photo_camera Una mujer se mira a un espejo.

Cuídate

Ampollas flash faciales: la solución rápida para rejuvenecer nuestra piel tras el verano

Estos dermoscosméticos faciales tienen efectos visibles inmediatamente después de su aplicación

Las vacaciones veraniegas son sinónimo de relajación generalizada. Sin embargo, si nuestra piel pudiese hablar, nos diría que para ella es la época de mayor estrés del año.

Durante el estío, la piel del rostro sufre los efectos de la radiación solar, incluso cuando nos aplicamos cremas con filtro, a lo que se suman los efectos del salitre marino o el cloro de las piscinas.

Si, además, descuidamos nuestra alimentación, hemos combinado el cóctel perfecto para que nuestra piel sufra un deterioro notable durante nuestro descanso anual.

Un tratamiento de choque para paliar estos daños estivales es la utilización de las denominadas ampollas flash. Veamos en qué consisten estas ampollas faciales, cómo utilizarlas y por qué son tan efectivas.

Qué son las ampollas flash

Se trata de dermocosméticos líquidos que vienen envasados en ampollas individuales de un solo uso.

La denominación flash proviene del idioma inglés, y entre otros significados, el diccionario Oxford hace referencia a un suceso que ocurre muy rápidamente, una especie de visto y no visto.

Por tanto, cuando hablamos de ampollas flash, nos referimos a unos dermoscosméticos faciales cuyos efectos son visibles inmediatamente después de su aplicación, independientemente de los efectos acumulativos que produzca su utilización durante un período de tiempo continuado.

La rapidez de acción se consigue mediante una concentración especialmente elevada de dos clases de ingredientes:

  • Los principios activos, destinados a nutrir e hidratar la piel y provocar en el cutis los efectos específicos para los que se ha diseñado la ampolla
  • Los ingredientes adicionales que facilitan la apertura de los poros y la rápida penetración en la piel del rostro

Su gran ventaja es el efecto visible inmediato y que la mayoría de ellas pueden usarse en tratamientos dérmicos de larga duración, lo que potencia aún más su efectividad.

 

Consejos para usar este tipo de ampollas faciales

Su utilización es sencillísima: sobre la piel limpia, se aplica al rostro el contenido de la ampollita y se masajea suavemente hasta su completa absorción.

No es necesario observar ningún tipo de precaución en su uso, salvo en algunos tipos concretos, como pueden ser las ampollas con efecto exfoliante.

De todas formas, para esos casos particulares, en las cajas y prospectos se indica la forma de utilización, el número máximo de aplicaciones aconsejado y los períodos a observar entre dos aplicaciones sucesivas.

Tipos específicos: ampollas flash lifting y ampollas flash iluminadoras

La variedad es la nota dominante entre las ampollas flash faciales. Puede afirmarse que, para cada necesidad concreta, existe un tipo de ampolla.

Una de las más utilizadas es la ampolla flash lifting. Estas ampollas contienen ácido hialurónico y agentes biotensores, con un efecto lifting inmediato que mejora la elasticidad de la piel y actúa sobre las pequeñas arrugas

La ampolla flash iluminadora también contiene ácido hialurónico, además de silicio orgánico, aloe vera y colágeno. Una sola aplicación es suficiente para una hidratación intensiva e instantánea, provocando que el cutis luzca radiante.

Así que, si has notado que la piel de tu cara ha perdido firmeza, elasticidad e hidratación durante el verano, utiliza ampollas flash y conseguirás mejorar su estado en un tiempo récord.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes