Miopía
photo_cameraMiopía

Cuídate

Cuál es el proceso de una cirugía de miopía

Muchas personas en la actualidad padecen de miopía o de cualquier enfermedad o condición que afecte a la vista. Por lo tanto, es muy frecuente ver a las personas con lentes y revisiones médicas para controlar su visión, pero a veces, es inevitable tener que recurrir a la cirugía de miopía en Madrid para solucionar los problemas visuales.

Este es el caso de la miopía. Practicar una operación de miopía al igual que el resto de las operaciones no es fácil y conlleva unos preparativos, que pueden ser algo generales en comparación con el resto de las operaciones.

Como la miopía es una enfermedad muy común, muchas personas se someten a esta operación para deshacerse de la misma. Al igual que ocurre en muchas otras operaciones, vamos a analizar los pasos que hay que seguir a la hora de proceder a la cirugía.

Preoperatorio de una cirugía de miopía

Es importante llevar una dieta sana, consumir muchos líquidos, evitar el estrés, estar preparado para cualquier eventualidad que se pueda presentar después de practicar la operación y otras muchas cosas que pueden surgir. También es importante hallar el lugar adecuado para practicar la operación, aquel que sea más conveniente para el paciente. De hecho, un buen lugar para someterse a la cirugía es la clínica oftalmológica Martínez de Carneros, que brinda un servicio eficiente, en donde los doctores poseen una gran experiencia y por tanto, es un lugar recomendable si se va a practicar una cirugía de miopía en Madrid.

Además, conviene estar seguro de que te vas a poner en manos de verdaderos profesionales en la materia, que te generen confianza y una experiencia óptima. Es importante evaluar más la calidad que el coste en sí, ya que se trata de una cuestión de salud. Por eso, es imperativo evitar cualquier tipo de vicios, con el fin de que el paciente se encuentre en un estado completamente saludable a la hora de la práctica de la operación.

También es importante fijar una fecha conveniente, en donde no se presenten complicaciones para acudir a la operación. Además, para el día de la operación es importante estar relajado, sin el uso de lentes de contacto, evitar el estrés y tener seguridad. A pesar de que la cirugía de miopía no duele, es importante conservar la calma y confiar en el profesional.

Postoperatorio de una cirugía de miopía

Después de practicar la operación de miopía es vital que el paciente consuma líquidos, una dieta sana, evitar vicios a toda costa, como el consumo de cigarrillos, alcohol o cualquier otra sustancia. También es importante no forzar los ojos, y si es posible, pedir ayuda de un familiar o un amigo para el cuidado del proceso postoperatorio.

También es vital consumir los medicamentos a las horas exactas que el oftalmólogo haya recetado para el cuidado de la operación. Es importante tener presente que después de la cirugía se deben tener revisiones constantes y si surge algún inconveniente, contactar con el oftalmólogo para revisar los posibles problemas. Evitar el esfuerzo físico también es vital para una pronta recuperación.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo