Defensa

Defensa incluyó a la UME en el simulacro de accidente nuclear del aeropuerto de Barajas, pero la unidad no dispone de material contra estas amenazas. Vea las fotos

“De perfil muy bajo”. Así calificaron fuente de la Unidad Militar de Emergencias (UME) la participación del cuerpo en el simulacro de accidente aéreo con riesgos radiológicos que tuvo lugar la semana pasada en el aeropuerto de Barajas. La unidad de riesgos Nucleares, Biológicos y Químicos aún está “prácticamente empezando”.

El pasado sábado 26 de junio, el I Batallón de Intervención en Emergencias (UME) participó en un ejercicio de simulación de catástrofe aérea en el que se ponía a prueba la coordinación y la puesta en acción de distintos grupos de Protección Civil de la Unión Europea. Además de un equipo de búsqueda y rescate, la UME también desplegó una unidad de descontaminación NRBQ –para riesgos nucleares, radiológicos, biológicos y químicos-.

El ejercicio, organizado por la Dirección General de Protección Civil y el Ministerio del Interior, consistía en un hipotético accidente aéreo en el aeropuerto madrileño: Un avión se estrella contra un hangar y provoca una fuga de material radioactivo. Sin embargo, tal y como precisan fuentes militares a este confidencial, el incidente “superaría con creces las capacidades de descontaminación radiológicas” que posee actualmente la unidad.

Defensa envió a la unidad con dos equipos de descontaminación, una para personas y otro para vehículos, “insuficientes” en este caso. De hecho, tal y como apuntan fuentes de la unidad a El Confidencial Digital, su participación en el ejercicio fue de “perfil muy bajo”, puesto que la capacidad NRBQ del cuerpo aún está prácticamente “empezando”. “Falta todo, lo fundamental” concluyen.

Achacan esta falta de capacidad a que las prioridades de la unidad se centran en combatir los incendios forestales, las inundaciones, los seísmos y las operaciones de búsqueda y rescate. Para los riesgos NRBQ “hay tiempo, hay que ir poco a poco”. Los ajustes presupuestarios de Defensa así lo exigen.

Lo cierto es que este problema viene de lejos. La Unidad no ha implementado desde hace años estas capacidades, tal y como publicó este confidencial en abril de 2009vea aquí la noticia-. Por aquel entonces, los fondos se dedicaban en su mayoría a la lucha contra incendios.

Previsiones contra incendios

Fuentes de la Unidad precisan que la actual prioridad del cuerpo es la lucha contra los incendios, dentro de la campaña contra la quema de bosques en la que la UME participa todos los años en toda la geografía española. Aseguran que el verano será “muy duro y difícil”, pero hay señas que invitan al optimismo: “Ha llovido mucho hasta hace poco, y el terreno está más duro que otros años”, lo que hace más difícil la extensión de las llamas.

Vea a continuación imágenes del simulacro en el que participó la UME:

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable