Defensa

Todos los pilotos militares han aprendido a volar con ese reactor

El plan del Ejército del Aire para jubilar los históricos aviones C-101

Su ciclo de vida operativa termina en 2021. Les sustituirá un “Sistema Integrado de Enseñanza en Vuelo” con aparatos aún por decidir

Un avión C-101 en la base aérea de San Javier (Murcia).
photo_cameraUn avión C-101 en la base aérea de San Javier (Murcia).

Los cuatro primeros aviones C-101 llegaron el 17 de marzo de 1980 a la Academia General del Aire, en San Javier (Murcia), para servir como sistema de entrenamiento para los futuros pilotos militares. 37 años después, el Ejército del Aire ya va perfilando el plan para sustituir este modelo como avión de instrucción.

Desde hace algunos años los mandos máximos del Aire estudian qué alternativa tomar para sustituir al C-101, un avión ya histórico en la aviación militar española. Sucesivas generaciones de la academia de San Javier han aprendido a volar con este reactor monomotor fabricado por CASA: entre ellos, el entonces príncipe y actual rey Felipe durante su formación como piloto en 1988.

Además, también son de este tipo los aviones que forman la Patrulla Águila, dedicada a acrobacias y que dibuja en el cielo con humo la bandera de España.

Tras décadas de servicio, en los últimos años se han producido algunos accidentes mortales de militares que pilotaban C-101. Eso llevó al Cuartel General del Aire a ordenar una revisión general de toda la mecánica y los sistemas electrónicos de los aviones que estaban en servicio.

Pero al mismo tiempo el Ministerio de Defensa también empezó a analizar la compra de nuevos aviones para la instrucción de los pilotos del Aire. Barajó algunos modelos, como el Dassault Dornier Alphajet, de fabricación franco-alemana, y el polaco PZL-130.

“Sistema Integrado de Enseñanza en Vuelo”

El Confidencial Digital ha podido consultar el último número de la Revista de Aeronáutica y Astronáutica que edita el Ministerio de Defensa. En su editorial se destaca que el Ejército del Aire se enfrenta a un “importante reto a corto plazo”, el de buscar sustituto para el C-101, empleado en la Academia General del Aire (AGA), para la instrucción del vuelo básico y que está próximo a alcanzar el límite de su ciclo de vida”.

No sólo se plantea el problema, sino también la solución. Se explica que la opción más favorable de las estudiadas, y la que con toda seguridad se adoptará, es la implantanción de un “Sistema Integrado de Enseñanza en Vuelo” (ITS, por sus siglas en inglés).

Hasta ahora el C-101 se utiliza en la Fase II o Escuela Básica de la Academia General del Aire. Antes está la Fase I o Escuela Elemental, con aviones ENAR T-35 Pillan. Estas dos fases se realizan en San Javier, y la Fase III o Escuela Avanzada ya se realizan en las bases especializadas en combate, transporte o helicópteros.

Reduce los tiempos y los costes

Ahora el Ejército del Aire, con ese “Sistema Integrado de Enseñanza en Vuelo” pretende disponer de un avión turbopropulsado de altas prestaciones, bien por adquisición directa, bien mediante un contrato de servicios.

Todavía no ha decidido el modelo elegido, pese a que ha estudiado y evualuado distintas opciones, pero la novedad es que se utilizará como sistema de instrucción único tanto para la fase de vuelo elemental como la básica.

De esta forma el Ejército del Aire espera conseguir varias ventajas: reducir los tiempos de enseñanza, facilitar la transición a los sistemas operativos, y además ahorrar costes de operación. Al haber un solo avión, los alumnos experimentarán menores saltos tecnológicos al ir superando fases en su instrucción como pilotos.

En 2021 tendrán que estar listos

Esta opción se habrá de tomar en los próximos años, ya que como se ha dicho, el ciclo de vida de los C-101 se está agotando. Aunque se les han hecho arreglos a los aviones para extender ese plazo, el Ejército del Aire contempla 2021/2022 como el curso el que los aviones sustitutos deberán estar ya operativos en la Academia General del Aire, para realizar ahí la transición de los C-101 que se despiden a los nuevos modelos.

Además de los aviones que se compren o alquilen, el “Sistema Integrado de Enseñanza en Vuelo” incluiría “un segmento terrestre con un entrenador de salida de emergencia en tierra, simuladores de cabina para entrenamiento de procedimientos, simuladores de vuelo conectados en red y un sistema integrado de enseñanza asistido por ordenador”.

Esta opción soluciona la ausencia de los C-101 en las fases elemental y básica. Para la fase avanzada, en la que los pilotos se especializan en aviones de caza, transporte, helicópteros o drones, ya se están estudiando diferentes alternativas. La más urgente es la de la Escuela de Reactores de Talavera la Real, en Badajoz, donde se forman los pilotos de caza y ataque: los aviones F-5 de instrucción también necesitarán ser sustituidos a corto-medio plazo, como los C-101, en su caso en torno a 2025.



Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo