Defensa

Pertenecen a la BRIPAC y al Mando de Operaciones Especiales.

El Ejército tiene 20 nuevos especialistas en infiltración paracaidista

Han superado el curso de saltos con oxigeno a más de 7 kilómetros de altitud, practicando aperturas a alta y baja cota

Paracaidistas en un salto nocturno (imagen de archivo).
photo_cameraParacaidistas en un salto nocturno (imagen de archivo).

La base aérea ‘Virgen del Camino’ ha sido el escenario del curso de Especialista en infiltración Paracaidista a Alta Cota. Una veintena de miltiares han superado las pruebas y saltos, para los que han necesitado el uso de oxigeno.


El curso finalizó el pasdo 10 de noviembre, tras cerca de dos semanas de prácticas y saltos a alturas que alcanzaron los 7.600 metros -25.000 pies-. Se realizaron ejercicios HAHO y HALO, es decir, saltos a alta cota y aperturas a alta y baja cota. Tanto diurnos como nocturnos.

Los participantes, 20 militares del Ejército de Tierra, pertenecen a la Brigada Almogávares VI y al Mando de Operaciones Especiales. Con la superación del curso obtienen la certificación como especialistas en infiltración paracaidista, una calificación necesaria para la realización de operaciones HAHO y HALO en las Fuerzas Armadas españolas.

Este tipo de saltos implican un gran riesgo, ya que a esas altitudes los niveles de oxigeno descienden drásticamente. Por ello es necesario el uso de máscaras de oxigeno. Los militares que ejecutan estos saltos pueden sufrir hipoxia y desmayarse.

Entre el equipamiento que llevan estos paracaidistas se incluye un sistema de apertura automática. De esta manera, si el militar –por haber perdido la consciencia en el salto o por cualquier otro motivo- no abre su paracaídas, este se abrirá automáticamente a los 250 metros de altura.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo