Defensa

Obama busca la complicidad de Rajoy en la crisis de Siria. Necesita luz verde para usar las bases de Rota y Morón de la Frontera

Uno de los objetivos primordiales del presidente estadounidense Barack Obama durante la cumbre del G-20 en San Petesburgo es encontrar aliados para una posible operación militar contra Siria. Tal y como apuntan desde Moncloa, uno de sus sondeos tiene como objetivo a Mariano Rajoy. Estados Unidos quiere utilizar las bases de Rota y Morón de la Frontera y necesita el permiso del Gobierno español.

Ayer jueves, durante uno de los descansos de la cumbre, Obama y Rajoy charlaron durante un par de minutos en presencia de Jorge Moragas. La conversación fue captada por las cámaras de televisión, y pudieron verse gestos amistosos entre ambos dirigentes.

Según la versión ofrecida por Moncloa, el presidente estadounidense alabó las medidas de recuperación económica puestas en marcha por el Gobierno español, y adelantó que ha pedido a su gabinete que busque una fecha –en los próximos meses- para un encuentro más profundo entre ambos.

Sin embargo, Moncloa no descarta que se pueda producir un nuevo encuentro, ya que sobre la mesa están las urgencias de Estados Unidos en la búsqueda de aliados para una operación militar de castigo contra el régimen de Basar Al Asad.

Siria, Rota y Morón

Según manejan fuentes próximas a la presidencia del Gobierno, Obama está contactando con algunos de los países aliados representados en la cumbre de San Petesburgo para solicitarles su apoyo a esta posible misión militar. Entre los aliados requeridos se encuentra España, que se ha mantenido en una postura de cautela hasta el momento.

Lo que busca Estados Unidos de España en este momento, tal y como manejan en Moncloa, es luz verde al uso de las bases militares de Rota (Cádiz) y de las pistas de aterrizaje de Morón de la Frontera (Sevilla), donde actualmente hay un contingente de 500 marines estadounidenses desplegados como fuerza de reacción rápida.

En un principio, Washington no busca mayor implicación de España que el mero apoyo logístico. Las posturas al respecto, tal y como aseguran en Moncloa, son cercanas. Y podrían concretarse tras la visita esta semana a Washington de Pedro Morenés para tratar diversos asuntos –incluido el tema de Siria- con el secretario de Defensa.

La decepción de Rajoy

Las mismas fuentes advierten, además, que en el gabinete de Mariano Rajoy –incluido el propio presidente- siente cierta decepción por las dificultades que están encontrando para cerrar un desplazamiento oficial a Washington.

Rajoy y Obama volverán a coincidir durante la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, prevista para la última semana de septiembre, aunque en Moncloa se descarta que se pueda cerrar un encuentro entre ambos dirigentes para esas fechas.

Existe la sospecha de que, en caso de concretarse la operación en Siria, la primera cumbre Rajoy-Obama tenga que posponerse al menos hasta los primeros meses de 2014. Dos años después de la llegada del presidente español al poder.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes