Defensa

Uniformes de campaña para mujeres embarazadas. Defensa destina 140.000 euros para adquirir 1.825 unidades

El Ejército destina hasta 138.170 euros para la adquisición de 1.825 uniformes de campaña para sus militares embarazadas. Los equipamientos, formados por una camisola y un pantalón, deberán entrar en funcionamiento antes de que acabe el presente año.

La oferta, presentada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 5 de agosto, está tramitada por la Sección de Administración Económica del Parque y Centro de Abastecimiento de Material de Intendencia, situado en Madrid.

Las empresas que estén interesadas en fabricar los 1.825 uniformes de campaña para embarazadas tienen hasta el 13 de septiembre para presentar su proyecto. La calidad, el precio solicitado y el plazo de entrega propuesto serán las características que tendrá en cuenta Defensa a la hora de elegir contratante.

El encargado de fabricar este material, cuyo nombre se sabrá el 25 de septiembre, tendrá hasta cuatro meses para desarrollar los equipamientos, con fecha límite el 31 de diciembre de 2013. Podrá percibir hasta 138.700 euros por este trabajo, aunque según ha podido saber El Confidencial Digital, tienen más posibilidades aquellas empresas que ofrezcan un precio menor.

Habrá diferentes prendas. Los uniformes de campaña boscoso pixelado para gestantes, tal y como los define el Ejército, están formados por una camisola y un pantalón. El tejido principal está compuesto en un 70 por ciento de algodón y en un 30 por ciento, de poliamida.

La camisola es una prenda holgada, abierta, de sisa ancha y tipo blusón, compuesta por delanteros, espalda, cuello, mangas, bolsillos (delantero y mangas), refuerzo de hombros, cinta de identificación y distintivo de nacionalidad.

El pantalón está compuesto de perneras, bolsillos, tejido elástico, refuerzos y cintas elásticas.

Hay tres tallas de uniformes de campaña dependiendo de la altura de la soldado: pequeña, mediana y grande. Dentro de cada talla, existen hasta cinco tipos diferentes de equipamiento.

Cada uniforme debe ser presentado doblado con el pantalón en el interior de la camisola, ambos en el interior de una bolsa de material plástico transparente.

El pliego de contratación del Estado incluye entre sus condiciones incluso el tipo de cartón que deberá emplear el fabricante para embalar los uniformes, siendo de clase “doble-doble”.

Antes de ser entregados al Ejército, deberán cumplir los requisitos de calidad de la OTAN y lograr el certificado de conformidad de calidad de la Dirección General de Armamento y Material. También deberán contar con una garantía de un año debidamente documentado desde el día que sean puestos en disposición de las Fuerzas Armadas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?