Defensa

Los aspirantes a ‘boina verde’ se quedan sin terminar por ahora el curso por el coronavirus

Treinta militares han abandonado la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales, en Jaca, y regresado a sus unidades. Retomarán su formación cuando acabe el estado de alarma

Imagen de una edición anterior del Curso de Operaciones Especiales.
photo_camera Imagen de una edición anterior del Curso de Operaciones Especiales.

La epidemia de coronavirus obliga a suspender el Curso de Operaciones Especiales que los militares de las Fuerzas Armadas realizan para convertirse en ‘boinas verdes’.

Confidencial Digital ha podido saber que la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE), situada en Jaca (Huesca), decidió hace unos días interrumpir el curso, que había seguido adelante mientras todas las academias militares hace semanas que fueron clausuradas para evitar la propagación del virus.

El curso actual comenzó en septiembre de 2019. Se trata de su 64ª edición, y se desarrolla principalmente en el acuartelamiento San Bernardo, donde tiene su sede la escuela, y las prácticas se realizan en los alrededores de Jaca, en el Pirineo aragonés, y también tiene fases en el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza), en la Escuela Militar de Paracaidismo de Alcantarilla (Murcia) y en Cartagena.

Fuentes consultadas por ECD explican que hace unos días los participantes en el curso (los que quedaban desde que empezaron en septiembre) recibieron el aviso de que se suspendía, debido a la crisis sanitaria del coronavirus.

Así que se les indicó que debían regresar a sus unidades de destino. Hay que recordar que numerosas unidades de las Fuerzas Armadas están participando activamente en la respuesta ante el coronavirus, a través de la ‘Operación Balmis’.

Para el Curso de Operaciones Especiales de este año se habían presentado 105 candidatos, y fueron seleccionados 48, mientras que el Curso de Montaña (que se celebra en la misma escuela de Jaca) lo empezaron 29 alumnos, de 47 aspirantes. En ambos cursos participan oficiales y suboficiales de Tierra, Armada y Aire, y también hay oficiales de ejércitos extranjeros, este año de Argentina, Filipinas y Mauritania.

La dureza de este curso va provocando que algunos aspirantes abandonen o sean eliminados. De hecho, de los 48 que empezaron en septiembre quedaba una treintena.

Se espera retomar tras el estado de alarma

En un primer momento, la incertidumbre se extendió entre los aspirantes a conseguir la ‘boina verde’ identificativa de las Operaciones Especiales. No les explicaron cuándo podrían retomar el curso, e incluso algunos temían que se tuviera que repetir entero.

Pocos días después ya les aclararon algo más la situación. La idea es que cuando acabe el estado de alarma y se normalice la actividad en las Fuerzas Armadas les llamen de nuevo para terminar el curso, del que no quedaba mucho, estaba ya en su fase final.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

ECD se puso en contacto con la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales para conocer qué previsiones hay sobre el futuro de este Curso de Operaciones Especiales interrumpido por el coronavirus cuando no quedaba mucho para su finalización.

Un portavoz de la escuela indicó que “el Mando de Doctrina del Ejército de Tierra, y más concretamente su Dirección de enseñanza y evaluación, tiene diseñados varios planes de actuación, que se aplicarán en los centros de enseñanza, según se alargue la duración del estado de alarma y de la posterior vuelta a la normalidad”.

Por eso, todavía no tienen tomada una decisión sobre qué hacer en ese sentido, si reducir las prácticas que quedaban, comprimirlas en cierto tiempo... según cuándo se puedan retomar.

Explosivos, paracaidismo, buceo, nieve...

El Curso de Operaciones Especiales tiene una duración de alrededor de nueve meses y se divide en tres módulos.

El módulo básico proporciona “los conocimientos técnicos que permitan la formación y selección de los alumnos para su actuación posterior como combatientes de operaciones especiales”, y tiene como asignaturas Adiestramiento Físico Militar I, Armamento y Tiro I, Instrucción Técnica de Combate I, Superación de Obstáculos I, Sanidad I, Topografía y Navegación, y Transmisiones.

En el módulo específico se imparten “conocimientos complementarios que capaciten a los alumnos como combatientes de equipos, actuando en misiones de operaciones especiales”. Las materias son Paracaidismo, Instrucción Físico Militar II, Armamento y Tiro II, Inteligencia y Contrainteligencia, Instrucción Técnica de Combate II, Explosivos, Operaciones Militares en Terreno Urbano, Operaciones Aeromóviles, Planes y Órdenes, Sanidad II, Supervivencia, Táctica; y Vida, Movimiento y Combate en Montaña Invernal.

Por último, en el módulo de aplicación se estudia la ejecución de misiones de operaciones especiales así como el asesoramiento sobre posibilidades de empleo de Unidades de Operaciones Especiales, y “para ello se llevan a cabo ejercicios tácticos en los que se realizan misiones de reconocimiento especial, acción directa y asistencia militar”. Las asignaturas son Instrucción Físico Militar III, Sanidad III, Ejercicios Tácticos, y Vida, Movimiento y Combate en Medio Acuático.

Según explica el Ejército de Tierra en su web, el objetivo de todo el curso es “proporcionar los conocimientos necesarios para concebir, planear, conducir y ejecutar misiones específicas de Operaciones Especiales, así como el asesoramiento al mando en estas misiones”.

Gran parte del curso es de carácter práctico: los alumnos se ejercitan en distintos tipos de terreno y climatología, incluidos ejercicios por la noche y en medio acuático. Una de las últimas fases por la que habían pasado los aspirantes a ‘boina verde’ era la de nieve, que se realiza en el Pirineo oscense.

Otras fases son topografía, tiro y explosivos, paracaidismo (que suelen aprender en Alcantatilla), combate en agua y buceo militar (en la base de la Armada en Cartagena), supervivencia y evasión, operaciones aeromóviles, combate urbano y ejecución de operaciones tácticas en colaboración con unidades de los tres Ejércitos.

Misiones de Operaciones Especiales

Las misiones que actualmente se señalan para el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra, que se integra en el Mando Conjunto de Operaciones Especiales, del Estado Mayor de la Defensa, con sus unidades homólogas de la Armada (Fuerza de Guerra Naval Especial) y del Ejército del Aire (Escuadrón de Zapadores Paracaidistas) son de tres tipos.

Las de acción de directa, que se concretan en destrucción de objetivos estratégicos que se encuentran detrás de las líneas enemigas mediante golpes de mano, señalización de objetivos mediante láser para su destrucción por un avión, captura de personalidades o rescate de rehenes, etc.

Las de reconocimiento especial se refieren a observación de objetivos estratégicos detrás de las líneas enemigas y transmisión desde zona de la información obtenida.

Y las de asistencia militar, que llevan a cabo actualmente en Irak, por ejemplo, consiste en entrenamiento y apoyo de unidades o personal afín en territorio extranjero.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?