Defensa

Los médicos militares huyen del hospital Gómez Ulla. Les obligan a cubrir las guardias de fin de semana y les pagan mucho menos que a sus colegas civiles

Espantada de médicos militares del Hospital Gómez Ulla, actualmente integrado en el sistema de salud pública madrileño. Los facultativos pertenecientes a las Fuerzas Armadas realizan prácticamente todas las guardias, ya que se las pagan mucho más baratas que a sus compañeros civiles.

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con médicos afectados por la situación, que aseguran que en los últimos meses han sido muchos los compañeros militares que han abandonado el Ejército en busca de otros empleos en la medicina privada.

El hospital Gómez Ulla viene siendo protagonista de diversas polémicas desde que fue entregado a la Comunidad de Madrid por decisión del anterior ejecutivo. Ésta vez, el problema radica en lo que los propios médicos consideran una “dualidad de condiciones laborales”.

Según explican, en el Gómez Ulla comenzó a aplicarse una serie de condiciones a la plantilla militar que ya trabajaba en el centro, y otras distintas a los médicos procedentes del sistema de salud pública contratados tras detectarse una insuficiencia de personal.

La situación ha ido degenerando, hasta el punto en que multitud de médicos han solicitado su baja de las Fuerzas Armadas. Alegan que sus condiciones son “inasumibles”, ya que su convenio contempla unas retribuciones menores que las de sus compañeros civiles “con las mismas horas trabajadas, y en muchas ocasiones más”.

Los problemas presupuestarios y los recortes imposibilitan aplicar a los médicos militares el sistema de remuneración de los civiles. Esta circunstancia se hace más evidente en las guardias de alerta. No hay dinero para pagar las guardias a los médicos civiles, y por tanto se ha decidido que las realicen los médicos militares.

Cuentan, por ejemplo, que los médicos militares han asumido por orden de la dirección la gran mayoría de las guardias de fin de semana, así como las del domingo en su totalidad. La retribución que reciben por ello es mucho menor de la estipulada para los médicos civiles (aproximadamente 20 euros por hora de guardia).

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?