Dinero

La plantilla del banco absorbido asciende a 3.500 personas

Bankia evaluará a los empleados de BMN para despedir a los menos productivos

Tendrá en cuenta los resultados obtenidos a cierre de 30 de junio. El foco se pondrá en las sucursales de la Comunidad Valenciana y en los servicios centrales de ambas entidades

Bankia pondrá en marcha un proceso de evaluación de los empleados de BMN para quedarse con aquellos más rentables y productivos. Se evaluarán los resultados conseguidos por los trabajadores en el primer semestre de este año para ir dando forma al ajuste de plantilla.

El proyecto de fusión recoge que, tras la ejecución, Bankia “analizará los solapamientos, duplicidades y economías de escala” que se deriven del proceso. Ha adelantado que “llevará a cabo los procesos de reestructuración laboral que considere necesarios”.

La entidad resultante contará con cerca de 17.300 empleados. Según datos a cierre de 2016, el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri tenía unos 13.505 trabajadores, mientras que BMN contaba con 3.812.

En cuanto al número de sucursales, sumarán en torno a 2.515 (Bankia contaba al final de 2016 con 1.855 oficinas a las que se unirán 660 del banco absorbido).

Proceso lo menos traumático posible para el empleo

En un principio, los gestores de Bankia persiguen reducir las duplicidades que presentan las redes de ambas entidades en la Comunidad Valenciana (especialmente en Alicante) y en los servicios centrales. Pero el objetivo del equipo de José Ignacio Goirigolzarri es que la operación sea esta vez lo menos lesiva posible para el empleo.

No obstante, en la cúpula de Bankia se defiende que la entidad ha demostrado que sabe gestionar este tipo de procesos, después de que en 2013 cerrara 1.000 oficinas en nueve meses sin conflicto laboral. Por lo pronto, puntualizan que es demasiado prematuro para hablar de cifras, personas u oficinas.

Evaluación de la productividad de la plantilla de BMN

Sin embargo, la entidad que preside Carlos Egea ha venido aplicando una política de evaluación de la productividad de la plantilla para ir avanzando en el plan de ajuste. El objetivo ha sido dar una nueva vuelta de tuerca al proceso de recorte progresivo que ya tenía en marcha.

De hecho, los trabajadores conocen esta estrategia desde hace varios meses. La consigna que se les lanzó entonces fue que debían dar un sprint comercial y conseguir los objetivos de todo el año en el primer semestre de 2017. Así las cosas, las Direcciones Territoriales han ido visitando las sucursales de BMN, especialmente desde el mes de marzo, con calendarios de reuniones incluso por la tarde.

La idea pasa ahora por tomar los resultados a cierre de 30 junio como punto de partida para ir identificando qué sucursales y qué empleados abandonarán el banco tras la integración. Se trata de un estudio detallado: las decisiones que se adopten se tomarán en función de la globalidad del grupo y el análisis llevará más de seis meses.

Hay que tener en cuenta que el proyecto de fusión todavía tiene que ser llevado a las juntas generales de accionistas de ambas entidades a la vuelta del parón veraniego de agosto, es decir, a principios de septiembre.

En cualquier caso, Bankia “se subrogará en los derechos y obligaciones laborales de los trabajadores de BMN”. De esta forma, “los derechos laborales existentes de los empleados de BMN serán respetados” conforme a lo previsto legalmente.

Salida de empleados en BBVA por “bajo rendimiento”

Este es un sistema similar al que viene utilizando BBVA para ajustar su plantilla. Los empleados que no cumplen los objetivos acaban en el colectivo “compromiso”.

 

Esta evaluación fue implantada hace varios años para medir la productividad, pero que sirve ahora para adelgazar las oficinas con el goteo incesante de salidas de empleados bajo la justificación de “bajo desempeño”.

Una de las líneas estratégicas supone establecer un control sobre su rendimiento que conduzca incluso a la extinción del contrato y el despido de los empleados en los que se aprecie esa baja productividad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable