Dinero

El Banco de España insiste en que solo deben quedar ocho entidades

Botín, FG y Fainé pactan con De Guindos aplazar las nuevas fusiones de bancos

El argumento que ha convencido al ministro: al Gobierno no le conviene que Santander, BBVA y CaixaBank anuncien 5.000 despidos a cuatro meses de las generales

Luis de Guindos, durante una comparecencia tras el Consejo de Ministros.
photo_cameraLuis de Guindos, durante una comparecencia tras el Consejo de Ministros.

No habrá movimientos significativos en la banca española hasta que se despeje el horizonte electoral, a finales de año. Así lo han acordado, en varios encuentros recientes, los presidentes del Santander, BBVA y CaixaBank con el ministro De Guindos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de fuentes financieras de alto nivel, Ana Botín, Francisco González e Isidro Fainé han mantenido varias reuniones informales en el último mes en el despacho de Luis de Guindos para tratar este trascendental asunto para el futuro de la banca española.

El ministro de Economía les animó, en privado, a que los tres grandes grupos financieros del país den un paso adelante para adquirir las entidades medianas que, por escaso tamaño, van a ser más vulnerables si el Banco Central Europeo (BCE) decide elevar de nuevo los niveles de solvencia. Un escenario que el Gobierno da prácticamente por hecho.

En España quedan ahora catorce entidades financieras, después del largo proceso de concentración en el sector experimentado en los últimos cinco años. Una cifra que el Banco de España sigue considerando excesiva. Por eso, desde la cúpula del supervisor se están enviando mensajes al sector para que el proceso se reactive: les ha planteado que al final deberán quedar solo 8 entidades financieras.

El subgobernador, Fernando Restoy, ya advirtió en público que existe todavía en España margen para la ejecución de operaciones corporativas que generen valor a los accionistas de las entidades involucradas y refuercen la eficiencia del conjunto del sector bancario.

Las fusiones significan que se vaya gente a la calle”

Sin embargo, fuentes financieras a las que ha tenido acceso ECD, revelan algunas discrepancias en el manejo de los tiempos entre el Gobierno y el Banco de España. De Guindos, alineado con las tesis de los grandes banqueros, no coincide con el equipo del gobernador Luis Linde en la necesidad de abrir, cuanto antes, el melón de las fusiones.

El motivo hay que encontrarlo en estas conversaciones que Botín, FG y Fainé han mantenido durante el mes de julio con el ministro de Economía. Le han convencido de que no tenga prisa por acometerlas y, sobre todo, que no les obligue a iniciarlas durante el último trimestre de este año.

La razón es clara. Al Gobierno no le conviene políticamente, con las elecciones a la vuelta de la esquina, que la banca anuncie en los próximos meses más de 5.000 despidos como resultado de estos procesos de integración. “Vosotros veréis, pero las fusiones significan que se vaya gente a la calle”, le han recordado.

Ganan tiempo convenciendo a Luis de Guindos

Con el argumento electoral, De Guindos se muestra ahora partidario de que las entidades se tomen su tiempo, tal y como han reclamado, con mayor énfasis, el presidente de BBVA y el de CaixaBank.

Francisco González le insistió, en concreto, que su entidad está todavía en proceso de absorción de Catalunya Caixa, en la que tiene planteado un ERE para despedir a 1.500 empleados.

Isidro Fainé también le recordó que ha digerido ya dos bancos que recibieron ayudas públicas como Banca Cívica y Banco de Valencia, pero además continúa con la integración de otro privado como Barclays.

Les adelantó que el BCE exigirá elevar la solvencia

En cualquier caso, el ministro de Economía les ha manifestado que las fusiones, quieran o no, serán producto de la nueva regulación.

Les advirtió que el BCE tiene una enorme capacidad para presionar a quienes se resistan a admitir este problema de rentabilidad y puede elevar el ratio de capital de cada entidad.

De Guindos les dio por hecho que el organismo que dirige Mario Draghi les exigirá con los años más capital. Y esto solo se consigue con mayor rentabilidad, algo que requiere ganar más dinero. Pero, a su vez, pasa también por reducir gastos, más integraciones, cierres de oficinas y recorte de plantillas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?