Dinero

Caída libre en el sector del taxi: el negocio ha descendido un 50% desde 2008. Aumenta el uso compartido del servicio y los clientes que no pagan

El sector del taxi se está viendo duramente castigado por la crisis. En los últimos cuatro años, ha visto descender su volumen de negocio un 50 por ciento, y las expectativas de futuro no son muy alentadoras: la liberalización de los vehículos de alquiler con conductor provocará un aumento de la competencia difícil de contrarrestar.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, los taxistas arrastran un descenso del 50% en su demanda desde 2008. Sólo en este último año, los usuarios de taxi han descendido en torno al 15%. “Muchos clientes buscan alternativas para los recorridos con suplemento.”

Este descenso se ha notado aún más en los trayectos realizados los fines de semana. Cada vez más personas comparten taxi para minimizar costes. También han aumentado las ocasiones en las que este tipo de clientes se marcha del taxi sin abonar el coste del trayecto.

El escaso número de clientes provoca que la mayor parte de los taxis en circulación estén vacíos, por lo que sus horarios de trabajo han sido regulados a sólo 16 horas, prorrogándose a 18 en caso de contar con un conductor asalariado.

Nueva amenaza: la reforma de la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres

A este descenso de la demanda se une un nuevo problema para el sector del taxi: la reforma de la Ley de Ordenación de Transportes Terrestres. Según el cambio normativo que prepara el Gobierno, se eliminará la limitación del número de vehículos autorizados para el alquiler con respecto a los taxis.

Esta medida, en opinión de los profesionales consultados, “provocaría una saturación del mercado” que perjudicaría al sector por tener unas condiciones más restrictivas.

Además, los taxistas se quejan del alto nivel de intrusismo laboral existente. El auge en el alquiler de coches privados sería el principal foco de este problema.

Según fuentes consultadas por ECD, los sindicatos la consideran una medida “más que ilegal”. A pesar de que fuentes oficiales de la Policía indican que se encuentra bajo un marco “perfectamente legal.”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable