Dinero

La nueva Campofrío celebrará su primer consejo antes de fin de año, tras haber evitado temporalmente varias querellas del grupo Proinserga

La nueva Campofrío, resultante de la fusión de la empresa burgalesa con la filial europea de la estadounidense Smithfield, celebrará su primer consejo de administración a finales de diciembre, tras haber logrado la suspensión temporal de las demandas interpuestas por los administradores legales del grupo cárnico Proinserga.

Pese a que aún está pendiente fijar el día exacto, los miembros del consejo de administración de Campofrío ya han sido avisados de que tendrán que reunirse antes de que termine el año, “a finales de diciembre seguramente”, según han adelantado a El Confidencial Digital fuentes cercanas a la dirección de la empresa.

En la mesa del consejo se sentarán los representantes de la multinacional americana, cuyo nombramiento ya cuenta con el visto bueno de todas las partes implicadas. De esta forma, el órgano directivo de la empresa quedaría de la siguiente forma: Pedro Ballvé continúa como presidente, mientras que su hermano Fernando cede su silla a Guillermo de la Dehesa, quién a su vez deja su asiento a Juan José Guibetalde, también en representación de Carbal. Manuel Gil, quien hasta la fecha era junto a Guibetalde consejero externo, sale del equipo administrativo.

La nueva configuración contempla a Yiannis Petrides, De la Dehesa y Guibelalde como consejeros independientes. Desaparecen los externos y Luis Serrano Martín continúa como el único portavoz de Cartera Nuvalia.

A cambio, entran Richard Jasper y C. Larry Pope como representantes de Smithfields. Los nuevos en esta mesa: Caleb Samuel Kramer y Karim Michael Khairallah, ambos de la firma Oaktree Capital.

Robert Sharpe, presidente de Smithfields y único miembro de la estadounidense en el consejo hasta la fusión, abandona el órgano administrativo junto a Roberto Rey, quien defendía los intereses de Caja Municipal de Burgos.

No obstante, cabe recordar que para fijar una fecha para el encuentro, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tiene que analizar y pronunciarse sobre la petición de exención que Smithfield Foods ha remitido el primer día de este mes –véalo aquí -.

Dicha solicitud se enmarca en las particularidades de esta operación, pues Smithfield Food, que posee el 23,9% del capital de la cárnica española, condicionó la fusión –planteada a partir de un intercambio de acciones que dejaría a los actuales accionistas de Campofrío con el 51,5% de la sociedad resultante– a que no le obligasen a lanzar una OPA por alcanzar el 36%.

Proinserga suspende sus demandas durante dos meses

“Los administradores legales de Proinserga ya han hecho llegar a Campofrío su intención de suspender temporalmente las demandas interpuestas”, confirman a El Confidencial Digital fuentes de la empresa dirigida por la familia Ballvé.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Los administradores judiciales del proceso concursal que afecta a estas tres empresas no reclamarán durante este período de tiempo los 28 millones de euros que habían solicitado a la firma burgalesa en concepto de reintegración.

Esta cifra es la suma de las compensaciones que Campofrío recibió en especie (carne) de las deudas que el grupo Proinserga tenía contraídas con él por el contrato de ‘leasing’ del matadero de Burgos y por la venta en enero del 2004 de Primayor Foods, la red de ocho mataderos que el grupo burgalés tenía en distintos puntos de España.

La suspensión temporal de esta demanda era la condición impuesta por Campofrío para presentar una oferta de adquisición de la actividad de la 'choricera' segoviana.

Una vez solucionado este capítulo -al menos durante los próximos dos meses, período que durará esta suspensión temporal- el camino hacia la fusión de Campofrío con la rama europea de la multinacional Smithfield Foods está “totalmente despejado”, según confirman fuentes cercanas a la operación.

Cabe recordar que Proinserga - que aglutina a las tres empresas operativas del grupo: Primayor Elaborados (conocida como ‘La Choricera’); Castileón, en Guardo (Palencia) y Proinserga S.A., dedicada a la fabricación de piensos en Fuentepelayo – se enfrenta a una complicada crisis desde que adquiriese en 2004 la red de ocho mataderos que Campofrío tenía en España.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?