Dinero

Carlos Slim irrumpe en el conflicto Repsol-Argentina: el magnate mexicano, socio de La Caixa, está mediando y sabe que Kirchner ha vetado a Antonio Brufau

El magnate Carlos Slim -socio de La Caixa, que posee el 12,9% de Repsol- se está moviendo en Latinoamérica con el objetivo de que la petrolera retome las conversaciones con Argentina para lograr una compensación por la expropiación de YPF. Busca desatascar el conflicto por la negativa de Kirchner a negociar con Brufau.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales de alto nivel, el magnate mexicano mantiene una estrecha relación con una de las personas más influyentes, en este momento, en los planes de Cristina Fernández de Kirchner.

Se trata de Juan Manuel Abal Medina, actual jefe de gabinete de Kirchner e hijo del hombre de máxima confianza de Slim en Argentina. Una figura que puede convertirse en pieza clave para que la presidenta argentina reconsidere su postura, y acceda a pactar una salida negociada con Repsol.

Kirchner quiere la cabeza de Brufau

Las negociaciones entre España y Argentina se encuentran ahora mismo “totalmente rotas”, según fuentes conocedoras de las conversaciones, a pesar de todos los esfuerzos, tanto desde el equipo de Brufau como desde el Gobierno español, para lograr una compensación justa por la nacionalización de YPF.

Cristina Kirchner se niega en redondo a negociar con el actual presidente de Repsol. Es una de las condiciones que ha puesto encima de la mesa para retomar el diálogo: la salida de Antonio Brufau de la multinacional española.

Sin embargo, en el entorno del presidente de Repsol niegan este extremo. Consideran que la culpable de la paralización de las conversaciones no es más que la propia Kirchner, que se niega a sentarse en cualquier escenario (con Brufau o sin él) porque no quiere pagar ni un euro a la compañía por el ‘expolio’ de YPF.

Preocupación de los accionistas de Repsol

La situación en Argentina preocupa seriamente a la mayoría de los accionistas de Repsol, entre los que se encuentra La Caixa, que ven como el conflicto se alarga en el tiempo, y no se vislumbra ninguna solución a corto plazo.

Muchos de ellos consideran que ya ha llegado el momento de mover ficha en este asunto, sobre todo por la brusca caída de la cotización de la petrolera, que la pone a tiro de cualquier operación hostil por parte de grandes multinacionales extranjeras.

La relación Isidro Fainé-Carlos Slim

Sin duda, una de las piezas clave en este tema es La Caixa, primer accionista de Repsol. La relación de Slim con Fainé es muy cercana desde que la entidad catalana adquirió un 20% de Inbursa, su brazo financiero, en mayo de 2008.

Esa operación le dio al banco dos asientos en el consejo de administración de la empresa mexicana. Posteriormente, Carlos Slim tomó participaciones en Caixabank cuando la caja decidió salir a bolsa en julio del pasado año.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?