Dinero

La salida se prepara para antes del verano

César Alierta abandonará también un CEC que ha rebajado su protagonismo

El Consejo Empresarial para la Competitividad ha decidido reducir las iniciativas políticas, dado el nuevo escenario y tras las ausencias de Emilio Botín, Isidoro Álvarez y José Manuel Lara

César Alierta.
photo_cameraCésar Alierta.

César Alierta anunció este martes que abandona la dirección de Telefónica. El ex presidente de la principal compañía española de telecomunicaciones ha decidido también dar un paso atrás en el Consejo Empresarial para la Competitividad, el lobby que aglutina a las 17 compañías más importantes del país.


Alierta, que cumplirá 71 años el mes que viene, seguirá formando parte del Consejo de Administración de Telefónica y centrará sus aportaciones en temas sociales y de progreso como es la Educación Digital y la Presidencia Ejecutiva de la Fundación Telefónica.

Relevo de César Alierta antes del verano

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes empresariales de alto nivel, en ámbitos próximos al CEC han recibido el mensaje inequívoco de que el ex presidente de Telefónica planea también abordar en los próximos tres meses un relevo, echarse a un lado e impulsar un perfil menos institucional y más técnico.

Se apunta a fechas cercanas al verano, coincidiendo con la entrada de un nuevo Gobierno en España, como el momento preferido para acometer estos cambios. Carece de sentido, explican las mismas fuentes, que Alierta continúe al frente de la organización habiendo abandonado ya las funciones ejecutivas en una de las compañías más destacadas que lo componen. No obstante, podría seguir en el Consejo en calidad de presidente de la Fundación Telefónica, con la posibilidad también de continuar como presidente.

Alierta fue reelegido en junio pasado para un nuevo mandato de dos años. Coordina el Consejo Empresarial para la Competitividad desde su constitución en febrero de 2011, cuando varias empresas del IBEX decidieron sumar intereses y esfuerzos para aportar propuestas orientadas a mejorar la competitividad, impulsar la recuperación y fortalecer la confianza internacional en España.

Convertir el CEC en un servicio de estudios

Según las fuentes conocedoras de estos movimientos, el plan para esta nueva etapa es convertir el CEC en un grupo de pensamiento, un servicio de estudios o una entidad de análisis sin mayores pretensiones.

El objetivo último de los promotores de esta renovación es dejar atrás la actual imagen de ‘lobby de presión’ al servicio de los intereses de las grandes compañías.

Un cónclave que ha ido perdiendo pujanza

El Consejo Empresarial para la Competitividad nació en la última etapa del Gobierno Zapatero, auspiciado por algunos presidentes del IBEX que han ido desapareciendo del panorama empresarial.

El fallecido Emilio Botín aupó a César Alierta para que tomara las riendas de un proyecto que poco a poco ha ido perdiendo pujanza.

Los presidentes del BBVA, Francisco González, y de CaixaBank, Isidro Fainé, han excusado en más de una ocasión su presencia en estas reuniones.

Ana Botín tampoco ha mostrado mucho interés por asumir el liderazgo que ostentó su padre en la organización. La primera ejecutiva del Santander ha acudido a algunos de encuentros que se han celebrado en el último año. Pero ha preferido siempre tomar distancia y no pronunciarse cuando se han debatido asuntos de política interna.

La muerte de Isidoro Álvarez y de José Manuel Lara también supusieron un duro golpe para la continuidad y el protagonismo del club de empresarios VIP.

No significarse ante un Gobierno de izquierdas

Según las fuentes consultadas, otro de los obstáculos que se están encontrando en este momento es que la mayoría de los presidentes del CEC no están dispuestos a liderar la etapa post-Alierta, al menos tal y como está planteada ahora. Eso les obligaría a significarse ante un posible nuevo Gobierno de izquierdas en España.

De ahí que haya cada vez más voces en el seno del Consejo Empresarial para la Competitividad que apuesten por devolver a la CEOE el protagonismo de la voz empresarial.

De hecho, algunos presidentes y consejeros delegados han comenzado a pedir un mayor compromiso por parte de Juan Rosell e intensificar el trasvase de información entre las dos organizaciones.

Se quiere que haya más colaboración mutua en la elaboración de estudios para mejorar la ‘marca España’ y defender juntos la solvencia de la economía española y los intereses del conjunto de empresarios del país.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes