Dinero

Grandes superficies y supermercados trabajaron ‘a destajo’ durante el fin de semana para evitar la falta de productos por los paros

Los mercados y grandes superficies de distribución han “trabajado a destajo” durante el fin de semana para reponer la mercancía en sus estanterías y aprovisionar “al máximo” sus almacenes. Intentan adelantarse así a los paros convocados por transportistas, pescadores y ganaderos y evitar que “los consumidores los noten en su cesta de la compra”.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, los mercados y grandes superficies de distribución llevan tomando medidas desde hace semanas para hacer frente a los diversos paros convocados para estos días y que pueden afectar a la oferta de ciertos productos como pescado, frutas y verduras frescas o aquellos que deben reponer “casi a diario”.  

De esta forma, fuentes cercanas a uno de los ‘supers’ que lideran el sector adelantan a ECD que han “aprovechado este fin de semana” para abastecerse de los productos que puedan echarse en falta con la huelga de transportistas, convocada desde el domingo, aunque adelantada en algunas ciudades de Cataluña y Comunidad Valenciana.

Hemos estado trabajando a contrarreloj para abastecer nuestros centros antes del domingo”, explican, para evitar incidentes como los ocurridos en Francia, donde los transportistas ‘se plantaron’ hace semanas.

“El tema está muy complicado”, reconocen a este confidencial los representantes de los comerciantes que se abastecen de los mercados centrales o “mercas”. “Hemos intentado prever lo más posible, porque esta huelga estaba convocada desde hace tiempo”, añaden en referencia al paro de los repartidores.

Fuentes del mercado explican a ECD cómo hacen frente a esta situación desde las grandes superficies comerciales. “Es fundamental que los consumidores no sufran” esta situación y “más aún que al cliente no le falte de nada en los productos básicos”. Para ello, se refuerza el aprovisionamiento, haciendo un “acopio extra” de aquellos productos que, como la leche, tienen una mayor duración o vida útil.

De esta forma, pueden estar preparados “haya o no haya huelga”. “Intentamos no ser exagerados” e ir a “la apuesta segura” en alimentos frescos. También dispondrán sin problemas de pan, ya que todas las grandes cadenas tienen sus propios hornos.

El pescado “es más complicado”, reconocen, aunque depende de la variedad del mismo. Como contrapartida, desvelan que “es muy complicado que falte la carne”, ya que al ser mayor la duración del proceso desde que se mata la res, cerdo o ave, hasta que llega al arcón del súper, “tienen más margen de tiempo para ver qué pasa”.

Manuel Pablos, secretario general de la asociación nacional de mayoristas de pescados de marcas (ANMAPE) y presidente de la misma asociación en Madrid, desvela a ECD que ya el viernes se notó un recorte en las cantidades de pescado recibidas en MercaMadrid: “entre un 15 y un 20% menos”, apunta.

Este recorte, aclara Pablos, no supone un problema ya que hasta la fecha, “están trabajando con cierta normalidad” y, de momento, no hay problema porque “hay pescado de sobra”. Los nervios llegarán a medida que se acerque el 16 de junio, cuando esté amarrada el 70% de la flota pesquera nacional, lo que supone un recorte del 50% de todo el pescado que se consume en España.

En cuanto al paro de los transportistas, el responsable del pescado en el mercado central madrileño asegura que “a día de hoy”, la llegada de camiones a este centro es “la de siempre” y que no se ha echado en falta ninguno de los 90 camiones que entran pescado cada día. “Eso sí, el viernes ya había piquetes informativos” de camioneros a las puertas del centro de distribución, mientras los representantes del sector transporte se reunían con el Gobierno para buscar una solución alternativa a la huelga.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?