Dinero

Los empresarios que estuvieron en La Moncloa relacionaron el respaldo de Emilio Botín a Zapatero con la petición de indulto para Alfredo Sáenz, número dos del Santander

Los grandes empresarios que acudieron el sábado a La Moncloa para entrevistarse con Zapatero se mostraron sorprendidos por la intervención de Emilio Botín, pidiendo al presidente del Gobierno que agote la legislatura, con el argumento de apuntalar la recuperación económica. Y muchos de ellos lo vincularon con la situación judicial de Alfredo Sáenz, que está pendiente de un indulto solicitado al Gobierno.

Fuentes empresariales de alto nivel, presentes en esos encuentros, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, explican que el tono de las palabras del presidente del Banco Santander contrastó llamativamente con su intervención en la anterior convocatoria a la cúpula empresarial.

En aquella primera cita, los dos grandes banqueros del país, Emilio Botín (Santander) y Francisco González (BBVA), se mostraron especialmente claros y contundentes. El mensaje que ambos lanzaron ese día al presidente del Gobierno fue: la situación de España es “muy grave” y las reformas que ha planteado el Ejecutivo desde hace tiempo tienen que acometerse “ya”.

Sin embargo, el sábado los invitados a La Moncloa vieron un Botín “mucho más comedido” que en la cumbre celebrada en noviembre.

Según fuentes de los asistentes al cónclave consultadas por ECD, la intervención del presidente del Santander, que habló en segundo lugar, detrás de César Alierta, presidente de Telefónica, ‘marcó’ el tono y desarrollo de la reunión porque lanzó un mensaje de refuerzo a la gestión de Zapatero.

Emilio Botín tomó la palabra con un breve discurso “ensalzando” al presidente por su actuación a la hora de abordar el plan de ajuste.

Y a continuación entró en un terreno que puede considerarse más político que económico, al recomendar al presidente del Gobierno que agote la legislatura y que evite distraerse en el debate sucesorio dentro del PSOE.

La tesis del presidente del Santander fue apoyada después, aunque con menor efusividad, por Juan Miguel Villar Mir (OHL), Rafael del Pino (Ferrovial) y Borja Prado (Endesa).

Las fuentes conocedoras del encuentro insisten en que el discurso del presidente del Santander “sorprendió a gran parte de los asistentes”. A la salida de la reunión, algunos empresarios comentaban qué había podido pasar por la cabeza de Botín para realizar tales afirmaciones.

Según las fuentes consultadas, la mayoría de estos altos dirigentes empresariales compartían una opinión similar. “Es raro que en la anterior reunión fuese uno de los más duros, junto con Francisco González, y ahora se dirija al presidente de manera tan suave”, comentaban.

Añadieron que el desconcierto tenía también que ver con sus últimas comparecencias públicas, en las que había reclamado cambios en el sistema de pensiones y reformas en el mercado laboral y en el Estado de las Autonomías.

Las fuentes citadas añaden que varios comentaron la circunstancia de que el número dos del Banco Santander, Alfredo Sáenz, condenado a tres meses de arresto y suspensión de su profesión de banquero y multa de 400 euros por un delito de acusación falsa, se encuentra pendiente del indulto solicitado al Gobierno, que, en caso de ser concedido, le permitiría continuar en su puesto de consejero delegado de la entidad.

Muchos de los empresarios opinaron que este hecho podía haber llevado a Botín a “echar un capote” a Zapatero en la reunión. “No le convenía un enfrentamiento o una actitud dura con el presidente del Gobierno, si de él va a depender que su mano derecha en el banco pueda seguir en el cargo”, compartían algunos de los altos ejecutivos a las puertas de la Moncloa.

Por el contrario, quien volvió a utilizar un tono crítico en su turno de intervención fue el presidente del BBVA, Francisco González.

También, Joan Roig, presidente de Mercadona, que no estuvo en la primera convocatoria, se mostró muy duro con Zapatero. Isidro Fainé (La Caixa y CECA), en tono más amable, se quejó de las críticas “infundadas y generalizadas” que han llovido en los últimos meses sobre el sector de las cajas de ahorro.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable