Dinero

Nadie se fía de este Banco de España. El BCE ha exigido al Gobierno que pilote la reforma bancaria y no admitirá valoraciones inmobiliarias que vengan del equipo de MAFO

Bruselas ha puesto en su punto de mira al Banco de España. Ha exigido al Gobierno que asuma en directo la segunda fase de la reforma financiera. Y es que el BCE ya ha avisado a Rajoy que no admitirá más valoraciones de activos inmobiliarios del organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez. La puntilla ha sido el escándalo de Bankia.

El Banco de España dejará de ser el responsable de realizar las tasaciones sobre los activos inmobiliarios de la banca. Su labor la realizará una sociedad o auditora internacional, ante las dudas del exterior sobre la valoración actual de estos activos en los balances de las entidades financieras españolas.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes del Gobierno, otra de las exigencias del BCE al equipo económico de Mariano Rajoy es que pilote la segunda reforma financiera impulsada la semana pasada por el ministro Luis de Guindos, apartando totalmente de esa responsabilidad al Banco de España.

Y es que Bruselas ha transmitido a Moncloa la enorme desconfianza que tiene sobre la labor del organismo que dirige Fernández Ordóñez, sobre todo, tras la mala gestión del caso Bankia.

Dudas sobre la gestión de MAFO

No solo Europa. El Gobierno de Rajoy tampoco se fía del gobernador del Banco de España. Le consideran responsable último del agujero y de la crisis en el sistema financiero, que, por las dudas sobre la solvencia, está obligando a Rajoy a gestionar remedios “in extremis” ante la presión de los mercados, de Bruselas y de una prima de riesgo que ha vuelto a superar estos días los 480 puntos básicos.

Responsabilizan a Fernández Ordóñez de no haber fiscalizado y descubierto antes la mala situación de bancos y cajas, de no haber puesto orden en los balances de las entidades financieras, y de poner parches al problema inmobiliario.

El escándalo de Bankia

Según las fuentes del Gobierno consultadas por ECD, también Bruselas ha caído en la cuenta de que en todo este tiempo no se ha visto a MAFO adoptar ninguna medida de saneamiento e intervención de ninguna entidad hasta que se ha producido la nacionalización de Bankia.

Argumentan que, si el Banco de España lo sabía, y ha mirado para otro lado, es muy grave. Pero, si el supervisor no lo había detectado en estos últimos ejercicios, el escándalo es mucho mayor.

Las fuentes consultadas añaden que muchas de las fusiones y de las valoraciones en el sector de cajas que se han hecho en los últimos años, incluida la operación de Caja Madrid y Bancaja, han sido aprobadas con el beneplácito expreso de Fernández Ordóñez.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?