Dinero

Protesta al Gobierno por el secretismo en las conversaciones

Rebelión empresarial para frenar una invasión de productos de EEUU en España

Temen que el Tratado de Libre Comercio que negocia la UE beneficie especialmente a las compañías norteamericanas: han detectado ya más controles para exportar cítricos

Mariano Rajoy y Barack Obama, en la Casa Blanca.
photo_camera Mariano Rajoy y Barack Obama, en la Casa Blanca.

Incertidumbre entre los empresarios españoles por las consecuencias del futuro Tratado de Libre Comercio que negocia la Unión Europea y Estados Unidos. Temen que el secretismo en las conversaciones se deba a que se están planteando mayores ventajas para las exportaciones norteamericanas, en detrimento de las de los países europeos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de fuentes empresariales, desdediversos sectores económicos no se oculta estos días la preocupación por el secreto de las negociaciones que se están llevando a cabo sobre el Tratado Transatlántico de Libre Comercio entre Estados Unidos y Europa.

Aseguran que el silencio de las negociaciones les confirma que pueden continuar aumentar las ventajas a las multinacionales y a los intereses norteamericanos, en perjuicio de sectores básicos como el azulejero o la citricultura, y beneficiando la permisividad norteamericana sobre los productos transgénicos.

El secretismo es la principal crítica que se hace a este proceso negociador, que puede acabar beneficiando especialmente a las multinacionales y a los intereses norteamericanos”, insiste un destacado empresario.

Controles a la exportación de naranjas españolas a EEUU

Fuentes de la Asociación de Exportación de Productos Citrícolas (ASOCIEX), a las que ha tenido acceso ECD denuncian que, “en la actualidad el lobby californiano de los cítricos impide a España exportar todas las naranjas que desearíamos, y ante el silencio de las negociaciones, nos tememos que el Tratado no rompa esa barrera, con lo que se mantendrían los controles norteamericanos actuales”.

También citan el caso de la almendra, el maíz y los transgénicos, que plantean diversos interrogantes. “¿Entrará con mayor facilidad la almendra norteamericana, el maíz -transgénico o no-, y se permitirán los productos transgénicos, ahora prohibidos en Europa pero con permisividad en Estados Unidos?”, se pregunta otro empresario.

Problemas por la armonización de normas no arancelarias

El Tratado Transatlántico de Libre Comercio entre Estados Unidos y Europa (TTIP)eliminaría, a priori, los aranceles y se armonizarán las barreras no arancelarias, tales como las especificaciones técnicas, de calidad, de procedimiento de concesión de licencias sanitarias, etc...

“En la actualidad los aranceles ya son reducidos y precisamente la armonización de esas normas no arancelarias puede crear problemas importantes según cómo se realice, y de ahí la preocupación acentuada por el secretismo en cuanto al contenido de lo que se está negociando”, alerta un alto cargo de una Cámara de Comercio. “Hemos pedido luz y taquígrafos al Gobierno de España sobre el contenido de las negociaciones, por las fuertes dudas que plantea este Tratado”, añade.

La Unión Europea exportó en 2014 a Estados Unidos el 6,2% de sus productos y le compró el 4,3% de sus importaciones. En el caso de España, esos porcentajes fueron del 4,4% y del 3,2, respectivamente.


 

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?