Dinero

Los dos retos que le esperan a Rodrigo Rato tras la presentación de Bankia: la salida a bolsa y el cierre de 600 sucursales con descarte de 4.000 empleados

Caja Madrid ha hecho ya un tercio del trabajo del cambio a banco, que se ha concretado en la presentación de Bankia. Le quedan los otros dos tercios: la salida a bolsa y el cierre de las 400 sucursales y el personal sobrante.

Los gestores del SIP Caja Madrid Bancaja son optimistas sobre el calendario de integración de las 7 cajas asociadas bajo la marca Bankia, que se acaba de estrenar. Creen que han hecho en seis meses un tercio del trabajo de creación del nuevo grupo.

Lo más difícil fue el esquema de integración, concretado  en muy poco tiempo, y antes de diciembre había diseño de grupo. El lanzamiento de la marca es el punto de inflexión de imagen, que es ya visualizable, aunque compartirá la marca del banco con las siete cajas durante mucho tiempo.

El equipo de Rodrigo Rato cree que lleva un ritmo alto de trabajo, dada la complejidad de la integración, y estima que ha conseguido más de lo esperable en medio año. Tener equipo gestor, consejo nuevo, estrategia de negocio definida, distribución de funciones, e imagen de marca, lo consideran un hito.

Cuándo salir a bolsa

Pero faltan dos tercios del trabajo, y muy importantes: la salida a Bolsa, donde se espera colocar al menos 2.000 millones de euros (y se subraya ‘al menos’); y falta completar el ajuste de estructura, con el cierre de 600 sucursales y la salida de cerca de 4.000 personas, la mayoría por métodos no traumáticos.

El calendario de salida a Bolsa preocupa mucho a Rato, ya que el momento elegido es clave. Si se tratara de una colocación entre inversores institucionales, la fecha sería irrelevante, una vez asegurada la operación; pero, al obligar la ley a dividir la colocación entre institucionales y particulares, la fecha y el clima de los mercados importan.  

Hay dos ventanas teóricas para salir a Bolsa: junio o septiembre. Hacerlo en junio obligaría a Bankia a trabajar contra reloj. En cambio, después del verano sería más cómodo. Además se da por descontado que en el segundo semestre del año la economía mundial estará mejor, y los mercado financieros más calmados y propicios para invertir.

Rato en cualquier caso se muestra muy cauteloso. Los acontecimientos geopolíticos recientes le invitan a  no tener prisa. El año 2011 le parece complicado.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable