Dinero

A una semana del final del plazo, Sacyr no tiene un acuerdo con los bancos para la refinanciación del crédito por el 20% de Repsol. Se apunta a una prórroga de tres meses

Sacyr está teniendo dificultades para colocar en el mercado su 10% en Repsol, requisito indispensable para llegar a un acuerdo con la banca en la refinanciación del crédito por la compra del 20% de la petrolera. El principal escollo se encuentra en que la constructora busca un precio de venta que incluya una prima sobre el valor de cotización.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el nuevo presidente de Sacyr está buscando ‘in extremis’ cerrar esta misma semana un pacto de refinanciación del préstamo de Repsol con los bancos acreedores -de cara al consejo de la constructora, previsto para mañana, jueves-, ya que su deseo sería poder presentar un balón de oxígeno para la empresa en esta reunión.

Sin embargo, según fuentes cercanas a la negociación, se vislumbra bastante complicado llegar a tiempo. El planteamiento de Manuel Manrique de conseguir una prima en el precio de venta por encima del valor de mercado está poniendo en serios aprietos a la compañía, a tan solo una semana del vencimiento del crédito sindicado de 4.900 millones en el que incurrió para la compra del 20% de Repsol.

Y es que, según estas fuentes, esta postura está ahuyentando a posibles compradores, lo que entorpece las posibilidades de un desenlace positivo a corto plazo, es decir, antes del próximo 21 de diciembre, fecha en la que vence el préstamo.

Los bancos tienen clara su posición. Quieren garantías por parte de Sacyr. Esa señal pasa por no retirar su disposición a poner en venta la mitad de su participación en Repsol, es decir, un mínimo de un 10%. Sin embargo, el deseo de las entidades acreedores tampoco es ejecutar el crédito.

Según las fuentes consultadas, el eventual acuerdo, antes de la próxima semana, se alcanzaría en torno a la última propuesta presentada por Sacyr a los bancos hace unas semanas, alargando el plazo para devolver parte del crédito durante un periodo aproximado de tres meses.

En ese contexto, la compañía dispondría de más tiempo para colocar su paquete en Repsol. Pero debería apresurarse. La banca no estaría dispuesta a conceder otra prórroga.

Las mismas fuentes conocedoras de las conversaciones explican que la posibilidad que planteó Sacyr en uno de los encuentros con la banca de firmar una refinanciación puente del 100% del préstamo durante unos meses, para renegociar a largo plazo con más tiempo, ya ha sido descartada ante la negativa de algunas entidades presentes en el sindicato bancario.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes