Dinero

Los bancos van a empezar a cobrar por el dinero en cuenta

La decisión está tomada, pero ninguna entidad está dispuesta a ser la primera en dar el paso para evitar una fuga de depósitos. “El BCE no nos deja otra salida”

Sede del BCE en Frankfurt.
photo_cameraSede del BCE en Frankfurt.

¿Cobrarán los bancos a sus clientes por los depósitos? Las entidades tradicionales han descartado públicamente que esa medida se encuentre entre sus planes. Pero la decisión de comenzar a cobrar a los particulares por el dinero en cuenta está tomada por parte de los principales grupos financieros en España.

Por lo pronto, Bankia ha sido el primer banco en mover ficha para compensar el impacto de los tipos negativos impuestos por la política monetaria del BCE. Ha anunciado que comenzará a cobrar intereses por los depósitos a determinados clientes de banca privada.

Una estrategia que la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, al igual que el resto del sector financiero, lleva meses aplicando a algunos clientes corporativos poco vinculados.

Un gran banco admite el movimiento

Pero la principal novedad es que, por vez primera, un gran banco español admite en privado que el sector está dispuesto a trasladar ese coste… también a los clientes particulares.

Así lo ha podido constatar Confidencial Digital: “Está asumido por parte de todos que habrá que cobrar también a los particulares por los depósitos. El tema es cuándo y a qué segmento de clientes aplicarlo”, revelan en una gran entidad nacional. “Quizá se restrinja a los grandes saldos, pero ya no hay dudas de que el coste llegará a las personas físicas”.

Por lo tanto, fuentes bancarias de alto nivel confirman a ECD que la decisión de comenzar a cobrar a los particulares por custodiar sus depósitos está tomada. “Es un asunto que está hablado entre las principales entidades españolas”. La reflexión que se ha hecho es que los bancos deben ir todos a una en este movimiento tan trascendental.

Evitar una fuga masiva de depósitos

No pasan por alto que, si cada banco aplica una política comercial distinta en esta cuestión, se produciría una fuga de depósitos desde los bancos que más cobran por guardar el dinero hacia los que menos, lo que perjudicaría gravemente el balance de las entidades que perdieran depósitos y su sostenibilidad.

En el sector financiero se defiende que el Banco Central Europeo también cobra a las entidades por colocar los excedentes. Y, además, justifican que las exigencias con los clientes son mayores porque el regulador exige cada vez mayor rentabilidad con cada uno de ellos. “El BCE no nos está dejando otra salida que dar este paso”, se quejan.

Ningún banco se atreve a ser el primero

Pese a ello, ECD ha podido constatar también que ninguno de los bancos españoles quiere hablar de pacto entre ellos. Fuentes del sector reconocen que las entidades tratarán de evitar presentar la nueva carga a los clientes como una acción coordinada ante el riesgo de una multa de la CNMV por acordar precios en la comercialización de productos.

En los bancos consultados reconocen que ninguno está dispuesto a ser el primero en mover ficha. Se tiene en cuenta que es una medida con una gran repercusión entre la población porque afectaría a la inmensa mayoría de los españoles.

A día de hoy, según los últimos datos publicados por el Banco de España, el dinero depositado por los particulares en las entidades financieras se sitúa en niveles récord: supera los 822.000 millones de euros.

Les inquieta, por tanto, el “daño irreparable” sobre su reputación por la decisión de cobrar a los clientes al guardarles su dinero. No pasan por alto que, nada más iniciarse hace unos meses el debate sobre el cobro por los depósitos, los usuarios se alzaron en protesta, alarmados por la combinación de intereses negativos y comisiones al alza.

Existe ahora abundancia de liquidez

En la cúpula de los bancos han valorado el riesgo de que algunos clientes opten por retirar su dinero de los bancos, o que los usuarios decidan guardar una parte de sus ahorros en su domicilio.

Pero admiten también que, en un escenario caracterizado por la abundancia de liquidez, la mayor parte de las entidades apenas se muestra preocupada por un hipotético descenso de los depósitos en sus balances.

Se han limitado a rebajar la rentabilidad

Hasta ahora, los bancos han reaccionado rebajando a la mínima expresión los intereses que abonan a los clientes por guardarles su dinero.

Las entidades españolas llegaron a remunerar los depósitos con más de un 5%. Esto es cosa del pasado. Los usuarios han visto cómo en los últimos años la rentabilidad de sus depósitos ha ido cayendo poco a poco hasta llegar ya en algunos casos al 0%, en línea con el comportamiento de índices financieros como el Euribor.

Las rentas guardadas en las cuentas corrientes pierden cada año poder adquisitivo al no igualar siquiera el alza de la inflación.

El precedente de los bancos alemanes

Algunos analistas, concretamente los de Bankinter, ya habían advertido de que en algunos países europeos las entidades habían comenzado a cobrar y no descartaba que esas medidas acabaran llegando también a España.

Se ha puesto el foco en Alemania. Destacan que los bancos germanos se han resistido durante mucho tiempo a transferir la carga de las tasas negativas a los clientes minoristas, preocupados por los daños que generaría a su reputación y podría suponer retiradas masivas de capital entre los particulares.

No obstante, después de cinco años de tasas negativas del Banco Central Europeo, los bancos alemanes -que ya luchan con una rentabilidad inferior a la media- han explicado que se han quedado sin fórmulas de compensar el impacto en las ganancias.

Berliner Volksbank, el segundo mayor banco cooperativo del país, ha comenzado a aplicar esta semana una tasa negativa del 0,5% en los depósitos que superan los 100.000 euros. Los directivos de otras grandes entidades como Deustche Bank o Commerzbank han manifestado también “estar entusiasmados con la idea”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?