Dinero

CaixaBank incorpora la desconexión digital de los empleados a las negociaciones con Bankia

Extenderá la limitación horaria para enviar comunicaciones por teléfono y correo electrónico y el derecho de los trabajadores a no contestar fuera de su jornada laboral

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia y que será presidente ejecutivo de la nueva entidad, y  Gonzalo Gortázar, el consejero delegado de CaixaBank y que será consejero delegado de la nueva entidad.
photo_cameraJosé Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia y que será presidente ejecutivo de la nueva entidad, y Gonzalo Gortázar, el consejero delegado de CaixaBank y que será consejero delegado de la nueva entidad.

La apuesta por el teletrabajo también ha entrado de lleno en una de las grandes negociaciones colectivas que se van a afrontar en los próximos meses, como la que afecta al futuro de los trabajadores de CaixaBank y Bankia tras aprobarse su fusión. La extensión de la desconexión digital es una de las prioridades del nuevo banco.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las negociaciones, CCOO ha puesto sobre la mesa la opción del teletrabajo, recién regulado por el Gobierno, para moderar el impacto en la plantilla que pudiera tener que plantearse un traslado de residencia.

En este contexto, CaixaBank reconoce explícitamente el derecho de los empleados a no contestar fuera del horario laboral, algo que no hace prácticamente ninguna empresa del Ibex. Establece también horarios para enviar comunicaciones y reuniones que deben seguir los trabajadores.

Según las fuentes consultadas por ECD, la intención es incorporar también estas medidas en las negociaciones con Bankia, que es la firma con capital público que más ha avanzado en este sentido, pero que todavía se encontraba negociando la desconexión digital con los sindicatos.

El protocolo de CaixaBank

Desde comienzos de año, CaixaBank ha limitado el envío de comunicaciones a los empleados entre las 19:00 y las 08:00 del día laborable siguiente, mientras que fuera de esta franja horaria se utilizará la configuración de envío retardado para hacer llegar los mensajes al destinatario.

Igualmente, se ha garantizado el derecho a la desconexión digital durante el periodo que duren las vacaciones, días de asuntos propios, libranzas, fines de semana, reducciones de jornada en semana de fiesta mayor, así como los permisos, incapacidades, reducciones de jornada y excedencias.

Además, las reuniones para cualquier actividad se deben convocar dentro de los límites del horario laboral de cada persona y las personas que ocupen puestos de responsabilidad o equipos a su cargo deberán abstenerse de dar directrices de trabajo por cualquier medio fuera de las franjas horarias establecidas en el protocolo.

El cumplimiento del protocolo es exigible una vez realizadas las acciones de formación y sensibilización exigidas, para lo que se estableció el pasado enero un plazo máximo de tres meses desde la entrada en vigor.

El teletrabajo aumenta la productividad

La llegada del teletrabajo se traducirá en un aumento del rendimiento de las empresas. Es la conclusión a la que ha llegado la propia CaixaBank, que estima que el establecimiento de esta modalidad a distancia provocará un aumento de la productividad de entre un 1,4% y un 6,2% en las compañías españolas.

El análisis “Teletrabajo y productividad: un binomio complejo” de CaixaBank Research ha tenido en cuenta variables que van desde las nuevas rutinas de los empleados hasta los ahorros de las empresas para medir el impacto que el teletrabajo tendrá en el futuro, después de haberse convertido en una práctica habitual con motivo de la pandemia.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?