Dinero

Cataluña ‘independiza’ a sus funcionarios del resto de España

La Generalitat ha trasladado a sus empleados públicos que no tiene planteado ni un calendario para aplicar los acuerdos laborales alcanzados a nivel nacional

Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña.
photo_cameraQuim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña.

Los funcionarios catalanes han quedado como los más desfavorecidos de toda España. Pero la situación se ha visto agravada en los últimos años como consecuencia de la “inactividad de la Generalitat”. Los empleados públicos comienzan a hablar de “auténtico caos” en la administración autonómica.

La protesta de los funcionarios se basa en la negativa sistemática del Govern a pagar el 10% de la extra de 2012 a sus funcionarios y en el hecho de que ni tiene un calendario para que sus empleados recuperen las pagas extras de 2013 y 2014.

En otras palabras, según denuncian los sindicatos de la administración catalana, la Generalitat no está aplicando en Cataluña todos los acuerdos laborales pactados a nivel estatal.

Por lo tanto, hablan de “desconexión” con el resto de España, “esa de la que tanto le gusta hablar a Torra”, al menos con respecto a las mejoras laborales que si disfrutan los empleados públicos de las otras autonomías, y que a ellos también les corresponden, puesto que son acuerdos alcanzados con el Gobierno central para todos los funcionarios.

Sin calendario para recuperar las pagas extra

Así, esta decisión perjudica los intereses de los empleados públicos en Cataluña. Por el momento, el Ejecutivo catalán y la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos de la Generalitat han acordado subir el sueldo un 1,95% para 2018, que corresponde un 1,75% al aumento pactado para el conjunto del Estado, más un 0,20% de fuentes adicionales. Pero no hay fecha para comenzar a aplicar el incremento.

El Govern ha emplazado a los sindicatos de la Función Pública a iniciar a principios de octubre la negociación para devolver a los trabajadores públicos las pagas extras impagadas de 2013 y 2014, aunque todavía tampoco ha fijado un calendario.

Los empleados públicos también destacan que el Govern no invierte en los males endémicos de Cataluña como son la falta de personal en todas las administraciones, la falta de inversión en sectores como la sanidad pública, la seguridad ciudadana, etc.

También citan otras medidas pendientes como el desarrollo de la jornada de 35 horas, la reducción de la temporalidad en el empleo y derechos sociales en materia de segunda actividad, jubilación o conciliación laboral y familiar.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?