Dinero

Los concesionarios no van a poder entregar coches sin retrasos hasta dentro de ocho meses

Los fabricantes transmiten que la escasez de microchips y el caos en el transporte se solucionarán en el segundo semestre de 2022

Fabrica de coches
photo_camera Fabrica de coches

La espera para recibir un coche nuevo se ha disparado. En el último año se ha pasado de una media de semanas a seis meses. Lo cual está tensionando la recuperación del sector de la automoción ya que no puede servir a los clientes. Según datos de los concesionarios en septiembre se matriculó un 15% menos de vehículos que en 2020; siendo el acumulado del año un 8% superior.

"No hay oferta de nuevos porque no hay suficiente stock", señalan desde FACONAUTO (la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas de turismos y maquinaria agrícola presentes en el mercado español), y añaden que "el mercado de ocasión está recogiendo parte de la demanda".

Actualmente la escasez de vehículos nuevos ha hecho "que todo el mercado se vea afectado". Salvo los eléctricos que tienen stock debido a las altas cifras de automatriculación que hubo durante los meses de pandemia; hay falta de coches en todos los segmentos y en todas las modalidades de compra, desde el kilómetro cero al coche de segunda mano.

El mercado de usados de cero a tres años prácticamente ha desaparecido, ya que debido a la falta de stock de modelos salidos de fábrica, los usuarios están aguantando sus coches y no los están vendiendo a los concesionarios. 

Eduardo Clavijo, CEO de Idoneo.com (compañía que se dedica al renting de vehículos), explica a El Confidencial Digital que debido a la diferencia entre la oferta y la demanda habrá una subida de precios que rondará un 3% en la segunda mano.

"Se nota un repunte del precio porque cada vez los vehículos tienen más tecnología y son más grandes, sin embargo no se detecta de momento un cambio de tendencia en el precio de los coches nuevos debido a la escasez de microchips", señalan desde FACONAUTO.

Otra de las consecuencias de la falta de segunda mano es la presión sobre el vehículo nuevo, que dificulta la vuelta a la normalidad. "Si hay menos segunda mano, la gente compra nuevo y se aumentan los tiempos de espera porque hay una producción limitada", se lamenta el CEO de Idoneo.com

Vuelta a la normalidad

"Hemos llegado a la conclusión de que hasta la segunda mitad de 2022 no se regularizará la situación", se lamentan desde los concesionarios. Aunque el sector espera que una vez se recupere la normalidad, los tiempos de espera para recibir un vehículo sean mayores que los que había en 2019.

Las fábricas de vehículos españolas calculan que tendrán un suministro de componentes regular para junio de 2022. Seat firmó un ERTE en su planta barcelonesa que reducía la mitad los turnos de trabajo de varias líneas de producción a la espera de que se reciban las materias primas necesarias. La fecha máxima hasta la que se podría alargar el expediente es el 30 de junio.

 

Almudena Grandes, medalla de oro en Bellas Artes a título póstumo

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?