Dinero

Correos no ha modificado su sistema de seguridad pese a los fallos de los sobres con balas

Ha cambiado de empresa pero en el centro de Vallecas donde se produjeron los hechos no ha aplicado un refuerzo de los procedimientos de inspección

Actual imagen corporativa de Correos.
photo_camera Actual imagen corporativa de Correos.

En el Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) de Correos en Vallecas todo sigue igual. Más de un mes después desde que llegaran los sobres con balas al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y al vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias, el centro por el que pasaron ambos paquetes no ha modificado su seguridad.

Correos anunció a principios de abril que prescindiría de los servicios de INV Seguridad por finalización de contrato. Las nuevas empresas a las que se les ha encargado la seguridad de la compañía por concurso público fueron Clece Seguridad, Eulen Seguridad, y Sicor Seguridad El Corte Inglés. Además, Correos ha confirmado a Confidencial Digital que ellos han “revisado sus protocolos de actuación para seguir garantizando los estándares de seguridad”.

Sin embargo, desde Alternativa Sindical, afirman que en el CTA de Vallecas no se ha producido ningún cambio ni desde las nuevas empresas ni desde el propio Correos. José Luis Gómez Rúa, de la sección de Alternativa Sindical en INV Seguridad y ex trabajador del centro, asegura que no se ha tomado ninguna medida nueva desde el incidente y que tanto la maquinaria como los protocolos de seguridad siguen siendo los mismos.

Falta de medios

El sindicalista, que ha trabajado en el centro durante años y mantiene contacto directo con algunos trabajadores, afirma que la seguridad sigue siendo insuficiente y que el problema viene mayoritariamente de los equipos de detección, lo que dificulta el trabajo de los empleados del centro y del personal de seguridad. Los escáneres 7555I por los que pasaron los sobres enviados a los miembros del gobierno son antiguos y el software con el que vienen incorporado está desactualizado. Las pantallas donde se visualiza lo que pasa por los aparatos de radioscopia son de tubo y muchos de ellos no cuentan con un correcto sistema de altavoces por el que escuchar el aviso sonoro.

Además, añade que el transporte terrestre no tiene el mismo protocolo que el transporte aéreo, por lo que los controles para estas mercancías suelen ser más laxos.

Desde la agencia de comunicación Roman, encargada de la comunicación de Correos, han respondido a Confidencial Digital que la compañía está “culminando la segunda fase de  modernización de equipos de inspección, con la compra de equipos que prestan mayor ayuda a los operadores en la identificación de paquetes prohibidos y/o peligrosos". Sin embargo, ninguna de estas medidas ha repercutido en el centro de Vallecas.

El sindicato denuncia que ante la falta de medios se use a los trabajadores como chivos expiatorios de problemas que la compañía lleva lastrando años. El último en sufrir las consecuencias fue Juan José Lara Fernandez, el vigilante que operaba el detector por el que pasaron los sobres con la munición, que ha tenido que ser reubicado a raíz de lo ocurrido.

El vídeo del día

El precio de la luz cae un 5,5% este viernes, hasta los 95,89 euros/MWh
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?