Dinero

Crece la demanda de pilotos de drones especializados en paquetería, inspecciones de infraestructuras y cultivos…

Aumenta el número de empresas que pretenden implantar esta tecnología para adaptar y simplificar sus tareas diarias

Un dron sobrevolando el aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid
photo_camera Un dron sobrevolando Madrid

Los drones se han convertido en los ‘reyes’ del aire. El sector de estas aeronaves no tripuladas (UAS) se encuentra en constante auge y ya no se asocia solo al ámbito de la defensa. Esta tecnología se ha abierto al público general y a las empresas, ofreciendo nuevos servicios en diferentes sectores.

La demanda de operaciones de drones en España aumentó un 370% en el último año, según informa el gestor nacional de navegación aérea, Enaire. En 2021 se han coordinado en total 6.101 operaciones de aeronaves pilotadas por control remoto. El año anterior se gestionaron tan solo 1.646.

Según el Plan Estratégico para el desarrollo del sector civil de los drones en nuestro país, se calcula que el número de UAS de uso profesional superará los 51.400 en el año 2035.

Esto se debe al amplio abanico de oportunidades laborales que ofrecen estos aparatos, por lo que, según ha podido saber Confidencial Digital, cada vez son más las empresas que quieren utilizar esta tecnología para adaptar sus tareas laborales convirtiendo a estos multirrotores en una herramienta imprescindible en su día a día.

Pilotos de drones especializados en inspecciones técnicas

El auge que está teniendo el sector de los drones “ha provocado que la demanda de profesionales cualificados sea cada vez mayor”, explican fuentes del sector. Según he podido saber Confidencial Digital, un nicho de mercado en expansión es Latinoamérica. Allí se requiere un elevado número de nuevos pilotos de drones. El sector industrial demanda cada vez más cantidad de aeronaves no tripuladas para adaptar y facilitar su trabajo.

Por ejemplo, esta tecnología se está usando especialmente para realizar inspecciones en parques eólicos de México, Chile, Brasil y Puerto Rico. Fuentes consultadas explican que hasta hace poco, lo habitual era que un obrero se subiera a los molinos eólicos que están instalados en las colinas de estos países para realizar la inspección. Tradicionalmente “la inspección se realizaba mediante gruas, cuerdas y andamiaje, para escalar las estructuras”

Hoy, en cambio, este trabajo se puede realizar mediante un dron, que aunque no permite repararlo en caso de que esté averiado, sí posibilita realizar el trabajo de comprobación incluso en momentos de climatología adversa, y permite ahorrarse el coste, el tiempo y el peligro que esta tarea supone. “Es una tecnología que aspira a ser esencial en el mantenimiento de infraestructuras de todo el mundo”.

Mantenimiento de infraestructuras

Según ha podido saber ECD, otra función novedosa que se puede desarrollar mediante drones es el mantenimiento de las redes eléctricas de media y alta tensión. Esta innovación ha sido desarrollada por Telefónica Tech. Los multirrotores están equipados con cámaras y sensores que permiten detectar corrosión en los aisladores de la red, puntos de calor inusuales, fugas de gases o incluso nidos de aves que puedan provocar cortes de suministro.

La información captada por los drones “se transmite a través de tecnología 5G para su procesamiento mediante inteligencia artificial”, explican. Telefónica Tech, asegura que esto contribuirá a “aumentar la seguridad de los trabajadores, mejorar la calidad del proceso y reducir costes”, previniendo la seguridad laboral y anticipándose a posibles fallos a través de esta tecnología digital que permite “mejorar la calidad del trabajo al disponer de imágenes de alta precisión”.

 

Cultivo de campos

Las inspecciones técnicas en parques eólicos están en auge y el mantenimiento de la red eléctrica mediante drones es un sector novedoso con potencial crecimiento, aseguran, pero los UAS también se pueden utilizar para otras labores como por ejemplo cultivar campos “permitiendo asimismo la identificación temprana de enfermedades, plagas o estrés hídrico”.

Envío de paquetes

Fuentes consultadas explican que otra función que puede desarrollar los drones son “servicios logísticos”. Es decir, envíos de paquetes a través de UAS. Este es otro sector en auge y que se espera que crezca mucho más. Estos aparatos permiten realizar entregas de paquetes de manera rápida, simplificando costes de distribución y mitigando la huella contaminante. Debido a las actuales restricciones para operar estos aparatos en núcleos urbanos, este servicio se presta especialmente en áreas de costa, permitiendo entregar paquetes por ejemplo a grandes cargueros, sin que tengan que atracar en un puerto.

Según ha podido saber ECD, los drones también están realizando servicios ‘delivery’ a yates y embarcaciones de recreo durante la temporada de verano. “Desde un restaurante a pie de playa pueden, a través de un dron, llevar productos alimenticios y bebidas a los yates que estén en mitad del mar”. En nuestro país este servicio funciona especialmente en Ibiza y se espera que también lo haga a partir de este año en zonas de lujo de Málaga, confirman fuentes consultadas.

Servicios de emergencias

Otro sector en el que se utiliza esta tecnología es para tareas de emergencia y vigilancia. De manera anecdótica ya lo vimos en Madrid durante el estado de alarma, cuando la policía vigilaba los parques para que los ciudadanos se marchasen a sus casas y respetasen el confinamiento. Durante la erupción del volcán de La Palma, la utilidad de los drones también saltó a la palestra cuando se organizó un dispositivo para que, a través de esa tecnología, se salvará a los posibles animales que hubieran quedado atrapados entre las coladas.

El uso del 5G en drones puede permitir también planificar un vuelo autónomo, donde las aeronaves pueden ser programadas para sobrevolar una zona de manera automática y ser capaces de identificar cualquier alarma existente “mediante analíticas de inteligencia artificial”. Esta tecnología, explican desde Telefónica, puede ser útil en tareas de vigilancia para identificar amenazas, como por ejemplo la detección rutinaria de personas no autorizadas en emplazamientos singulares.

Fotografía aérea

Además de estas funciones del sector industrial, también cobra gran importancia el uso de estos aparatos para realizar filmaciones audiovisuales en rodajes o tomar fotografías aéreas para desarrollar una cartografía de alta precisión y mejorar tareas de arquitectura y urbanismo. Fuentes consultadas explican que para cada función se utiliza un tipo de dron u otro.

Cubrir la demanda

Ante este aumento en la demanda de drones, las principales empresas del sector se muestran entusiasmadas por las perspectivas laborales de futuro y quieren contratar a nuevos profesionales con el objetivo de poder cubrir la demanda del mercado. Así, según ha podido saber Confidencial Digital, la principal empresa española en el sector, Aerocamaras, quiere aumentar su plantilla casi un 60%.

Cada vez más empresas requieren este tipo de tecnología. Esto “se ha traducido en una urgente necesidad de contratar más personal especializado en el manejo de drones”, explican desde la principal empresa del sector. Para cubrir la creciente demanda del mercado, Aerocamaras ha abierto un proceso de selección de pilotos de drones e instructores de vuelo. Según ha podido saber ECD, “la idea es poder contratar hasta 40 nuevos trabajadores”.

El proceso de selección se realizará este sábado, 19 de febrero, en el aeródromo de Villanueva del Pardillo, en la Comunidad de Madrid. Según explican fuentes consultadas, el requisito para poder presentarse a esta convocatoria es “tener la licencia oficial de piloto de dron”. Esta se puede obtener a través de los centros autorizados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Este tipo de formación está avalada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En este proceso de selección se requiere contratar tanto a pilotos como a instructores de vuelo. Ambos aspirantes “se someterán a una serie de pruebas y preguntas para conocer las apitudes que poseen”. Según ha podido saber ECD, el sueldo ofrecido dependerá del servicio para el que vayan a ser contratados cada uno de los nuevos trabajadores, debido a que en este proceso de selección “se buscan especialistas en gestión aeronáutica, audiovisuales, emergencias, agricultura, topografía, etc.”

“La especialización de los profesionales abre nuevas oportunidades a infinidad de sectores”, aseguran, y añaden: “la aplicación de drones en el mundo empresarial presenta numerosos casos de uso sectoriales que van a irse ampliando y perfeccionando” rápidamente. Es decir, la creciente demanda de pilotos de drones especializados en una función concreta no ha hecho más que empezar.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes