Dinero

La demanda de depósitos y almacenes se multiplica por dos desde el inicio de la pandemia

Los inversores consideran los inmuebles logísticos un activo seguro y piensan que en los próximos años se habrán revalorizado por el comercio electrónico

La pandemia ha traído de vuelta la fiebre de la inversión en inmuebles. Sin embargo, y a diferencia de lo ocurrido durante la burbuja de hace 15 años, los lugares más buscados no son las viviendas, si no aquellos destinados a fines logísticos como los almacenes y depósitos. 

En el primer trimestre del año, las compras de esta clase de activos crecieron un 93% respecto al mismo período de 2020, situándose en los 410 millones de euros. Así lo señalan las cifras facilitadas por la consultora inmobiliaria Knight Frank.

Barcelona lideró la inversión en el sector en España con más del 50% del volumen total, seguido de Madrid, con casi el 30%. También Zaragoza destacó durante el trimestre,
consolidando su posición como importante mercado logístico, superó los 50 millones de euros (casi el 12%).

"Una de las tendencias que ha acelerado el Covid-19 es la inversión en logística, al haber variado el confinamiento las costumbres de compra del consumidor, que ha entrado de lleno en el comercio electrónico", declara Jorge Sena, socio y Director del Área Comercial de Knight Frank España.

El comercio electrónico y el desarrollo de las vías de comunicación en la Península animan a los inversores a apostar por un sector que tiene futuro como locomotora de la economía del país.

"Gracias a las infraestructuras modernas de España y al hecho de ser un mercado con recorrido, esperamos que la logística sea un gran motor inmobiliario durante los próximos años, con fundamentales sólidos para atraer a los grandes inversores", apunta Sena.

Rentabilidad

El capital mira a este sector ya que es un activo que está ofreciendo grandes rentabilidades y retornos. Gerard Marcet, socio fundador de la consultora inmobiliaria Laborde Marcet, apunta que “tras los momentos de crisis económica, los grandes inversores buscan valores que aseguren rentabilidad a medio o largo plazo y, sin lugar a duda, con un buen asesoramiento y prestando atención a las tendencias del mercado se pueden identificar cuáles son los activos que más rentabilidad pueden aportar”.

Las apuestas no sólo se hacen con un fin especulativo, el desarrollo de las nuevas tendencias de consumo electrónico hacen necesario que las firmas que participan de este tengan inmuebles logísticos con la última tecnología.

"Este auge está derivando en nuevas necesidades, por la alta demanda y la mayor robotización de los procesos logísticos. Y es que las empresas requieren de naves más modernas, con mayor tamaño y altura, y los activos de mayor antigüedad no casan con estas necesidades. Como resultado de ello se construirán nuevos activos", auguran desde Knight Frank.

 

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes